No descartan que freno al 82% móvil busque justificar otras maniobras políticas

En contacto con el programa La Mañana el senador Jorge Simonetti convocó a que se diga si se está de acuerdo o no con el proyecto de Ley del 82% móvil. Pero no que se busquen "pretextos" para justificar "otras cosas", sobre todo de índole política. Considera a la iniciativa de prudente y que debe prosperar, tarde o temprano.
Si bien no lo dijo con todas las letras, el senador provincial Jorge Simonetti se animó a decir que cuando se tratan proyectos de una índole trascendente en lo social, hay razones de orden "político" que inciden a la hora de la aprobación.

Entonces no descarta que en el retraso de la sanción de la Ley del 82% móvil haya factores de esta característica.

Porque el tema fue ampliamente tratado en el Senado y los legisladores tuvieron la ocasión de analizar en profundidad la iniciativa. Está convencido que es un proyecto "prudente" más allá que tuvo la sinceridad de decir que "los senadores tampoco somos infalibles", por lo que entiende que si los diputados quieren ahondar y cuestionar algunos puntos, los comprende porque esa Cámara es autónoma.

Lo que no comparte es que si en realidad hay objeciones por cuestiones políticas, que se lo digan de frente a la sociedad, que tengan "honestidad intelectual" y especifiquen porqué se oponen. No que saquen pretextos para, quizás, justificar otras cosas. Como pueden ser maniobras del orden político-partidario.

Ante la consulta de la periodista Cristina Vicentin de si los diputados provinciales se opusieron en la tarde del miércoles al tratamiento y aprobación sobre tablas de la moción del 82% móvil por razones técnicas o políticas, la respuesta de Simonetti fue "las pueden haber".

E insistió en que "los senadores no somos infalibles, pero las razones políticas nunca faltan". En este aspecto remarcó que puede haberlas porque en un primero momento este tema se dijo que iba a tener un abordaje ágil y una sanción rápida.

Pero se excusó de no querer "juzgar la actitud de los diputados, porque si hubiese sido al revés, es decir que el Senado tendría que aprobar; yo lo analizaría en profundidad. Porque ambas cámaras son cuerpos autónomos y tienen derecho en estudiar en profundidad todos los temas" describió.

Aunque para finalizar fue contundente con sus especulaciones: "no sería admisible –de no tratarse-, si uno no está de acuerdo con algunas cuestiones por honestidad intelectual debe decirlo, pero no sacar pretextos para justificar alguna otra cosa" resumió.

Comentá la nota