No descartan que en febrero llamen a sesión extraordinaria

"Conociéndolo a Accastello es de esperar que vuelva de vacaciones con varios proyectos bajo el brazo", bromeó un concejal oficialista. La bancada de la mayoría se prepara para sesionar en pleno verano
El receso de verano no inmovilizó la tarea en la Casona de Pereira y Domínguez. Al pie del cañón se quedó el vicepresidente del cuerpo legislativo, José Escamilla, cuidando las espaldas del presidente Javier Suppo que está a cargo del Ejecutivo hasta tanto el intendente Eduardo Accastello retorne de las vacaciones.

El oficialismo, más allá de las altas temperaturas y de los cortes de energía eléctrica, prepara la agenda pensando en una posible convocatoria a sesiones extraordinarias en el mes de febrero.

"Conociéndolo a Eduardo (Accastello) es de esperar que vuelva de las vacaciones con varios proyectos bajo el brazo", bromeó un concejal del riñón del jefe comunal.

Accastello regresa al Sillón de Viñas el primer día de febrero y sus colaboradores lo esperan con todas las baterías cargadas.

Temas en danza

Por otra parte, la bancada oficialista está trabajando en determinados proyectos que podrían ser parte de la agenda estival.

"Estamos trabajando en un par de ordenanzas para el control de la planta depuradora de líquidos cloacales", señaló Escamilla consultado por EL DIARIO durante la jornada de ayer.

El edil comentó que la letra de las iniciativas está siendo elaborada junto a representantes de los profesionales especialistas en la materia y que buscan realizar una propuesta que le sea útil a la sociedad.

"Con la normativa intentamos evitar que los líquidos que vuelquen las empresas no afecten al sistema de la planta depuradora", explicó el concejal que remarcó que están analizando, además, ordenanzas vigentes en otras ciudades que poseen planta depuradora de líquidos cloacales, tales como San Francisco y Marcos Juárez.

Precisamente, Escamilla no descartó que la propuesta llegue a extraordinarias. "Podría haber extraordinarias en febrero", destacó en diálogo con nuestro matutino.

El proyecto para los electricistas matriculados es otro de los temas que está en la carpeta del oficialismo, según indicó el vicepresidente del cuerpo.

Reclamos

La Casona, en enero, fue caja de resonancia de diversos reclamos vecinales. "Trabajamos en forma conjunta con la Secretaría de Obras Públicas para solucionar reclamos vecinales", precisó Escamilla. Entre las principales quejas que llegan al Concejo están "los yuyos altos, pozos en la calle y luminarias quemadas", señaló el edil.

Comentá la nota