Descartan una epidemia de dengue por el alud que azotó a Tartagal

El coordinador de Epidemiología dijo que los casos confirmados en la provincia están "dentro de lo esperado".
De la totalidad de pacientes que contrajeron la enfermedad, cinco corresponden a la ciudad de Tartagal.

El coordinador de Epidemiología del Ministerio de Salud, Alberto Gentile, sostuvo que los 27 casos de dengue confirmados en la provincia este año no están por encima de lo normal y descartó que los enfermos hayan aumentado como consecuencia del alud en Tartagal.

Hasta ayer había en la provincia 27 casos confirmados -de los cuales cinco pertenecen a Tartagal- y unos mil sospechosos acumulados desde noviembre.

Gentile dijo que "los casos están dentro de lo esperado", y que no se pueden relacionar con la inundación porque incluso muchos son anteriores

De acuerdo con lo informado por Gentile, sólo seis personas de las que se pensaba que podían tener la enfermedad tuvieron que internarse en Tartagal, y todas menos una ya habían sido dadas de alta.

"En lo único que el alud puede haber afectado es que las personas que trabajaban en la prevención hayan sido afectadas y hayan dejado de prestar servicios durante algunos días", aseguró Gentile.

También llamó a "desmitificar la fatalidad del dengue", porque "es equivocada la idea de que una persona muere indefectiblemente la segunda vez que le pica el mosquito".

De acuerdo con lo difundido, si alguien se contagia por segunda vez no necesariamente contrae el dengue hemorrágico -el más grave- y, si lo contrae, hay sólo un uno por ciento de probabilidades de que muera si es bien tratado. De los 27 casos confirmados este año, cinco corresponden a personas que viajaron a Bolivia cerca de fin de año.

"Cuadros normales"

El encargado de epidemiología estuvo el martes en Tartagal y también negó que haya otras enfermedades asociadas con el alud en un nivel preocupante. "En el hospital se están viendo diarreas, problemas respiratorios y otros cuadros comunes para esta época del año", definió.

Gentile describió que en los centros de evacuados enfermeros y psicólogos estaban prestando asistencia a las familias afectadas.

Se considera que hay un posible caso de dengue cuando una persona tiene fiebre persistente que no se asocie a una causa conocida, como una infección.

Sobre cada sospechoso se hace un seguimiento médico. Si al cuarto o quinto día se registran síntomas como vómitos o sangre en la orina, hay que internar, observar la evolución y administrar líquido abundante para hidratar.

Los estudios para confirmar si una persona tiene dengue se tardan de 25 a 28 días. La demora se debe a que hay que tomarle dos pruebas de sangre al paciente, que se envían para su evaluación al Instituto Maiztegui de Buenos Aires y deben pasar 20 días entre la primera y la segunda.

El análisis es una herramienta para saber cuál de los cuatro serotipos que existen está circulando en la provincia.

Las autoridades sanitarias destacan que se debe ir al médico ante cualquier cuadro de fiebre y mantener los espacios abiertos libres de recipientes que puedan acumular agua y favorecer la proliferación del mosquito transmisor de la enfermedad.

Reunión con legisladores

Diputados y miembros del Ministerio de Salud se reunieron ayer para planificar un trabajo que permita prevenir la propagación de casos de dengue.

Los legisladores dialogaron con la jefa de vigilancia epidemiológica, Griselda Rangeón, quien destacó que "es imprescindible contar con mayores recursos humanos en el departamento de San Martín".

Rangeón también señaló que en Salvador Mazza se presenta una situación difícil, ya que es una frontera con muchas personas que tienen domicilio en Salta y en el país vecino, lo que dificulta el seguimiento y control de los casos. Acerca de Embarcación, Pichanal, Orán, Hipólito Yrigoyen y Colonia Santa Rosa, la jefa de vigilancia informó que no se reportaron casos.

Los representantes del Ministerio de Salud aseguraron que el Primer Nivel de Atención está trabajando "arduamente" en la concientización de los vecinos.

Habrá un festival solidario

Hoy se realizará el festival solidario denominado "Hermanados por Tartagal", que contará con la actuación estelar de Zamba Quipildor, en el Teatro Provincial, a las 21.

También actuarán los ganadores del Concurso Provincial 2008 de Canto y Danza, Los Moldeños, Tierra Mojada y el Ballet Estampa.

La entrada consistirá en donar alimentos no perecederos, agua, pañales y elementos de higiene personal, repelentes, mamaderas, ropa de adulto y de niños. Este evento se suma a los que se realizaron en varias partes del país.

Por otro lado, desde le gremio nacional de los camioneros adelantaron que estan viajando a la provincia 22 camiones con mas de 200 toneladas de ayuda. Llegarán el viernes a Salta y pasaran luego a Tartagal

Velan en Cerrillos a una víctima

Ayer se confirmó que el cuerpo hallado a la vera del río Tartagal es de una de las dos mujeres desaparecidas durante el alud. Se trata de Rosa Rivero Alfaro, la mujer de 59 años que junto a su madre, su hija, el yerno y un bebé vivían en la avenida Packam y Entre Ríos. Anoche, la mujer estaba siendo velada en el barrio Los Tarcos de la localidad de Cerrillos, ya que la mayor parte de sus parientes residen allí. Los familiares contaron a El Tribuno que Rosa estaba en Salta y debía operarse. Lamentablemente, los anestesistas del Hospital San Bernardo estaban de paro y por ello la mujer decidió regresar a Tartagal unos días antes de que ocurriera la catástrofe que azotó a la ciudad norteña.

Identificada

El comisario Rubén Copa explicó que "una vez que personal de Gendarmería localizó el cuerpo, bomberos de Salta y rescatistas de San Luis y Neuquén se trasladaron hacia esa zona. Una vez que el cuerpo fue trasladado hacia la morgue del hospital Perón comenzamos a trabajar para identificar el cuerpo, que estaba en avanzado estado de descomposición". Copa señaló que "en los primeros momentos había dudas si se trataba de un hombre o una mujer, por lo que se siguieron los procedimientos clásicos. Finalmente convocamos a los familiares de la víctima para que ellos prestaran su colaboración para determinar con total certeza de cuál de las dos víctimas se trataba. La mujer fue identificada por la enfermedad (artritis) que padecía". Posteriormente el servicio de Previsora la Piedad, trasladó gratuitamente sus restos a esta parte de la provincia.

Siguen las dificultades para entregar la ayuda

Vecinos de distintos barrios de la ciudad de Tartagal se agolpan no sólo en las puertas del municipio, sino también en el acceso al Regimiento 28 de infantería, para reclamar la entrega de la ayuda social.

El intendente Sergio Leavy, como una forma de descompromir la permanente presión sobre el municipio por parte de quienes exigen la ayuda, decidió convocar a los presidentes de centros vecinales de los barrios norteños para que estos "hagan un listado de quiénes son las familias que más necesitan de esta asistencia, hayan estado o no afectados por el alud".

"Es nuestra intención darle participación a todos porque el municipio no pretende quedarse con un solo paquete de alimentos; es mucha la ayuda que llega diariamente y conociendo el espíritu solidario del pueblo argentino sabemos que vamos a seguir recibiendo equipos de alimentos, ropa y agua mineral", sentenció el "Oso" Leavy.

Control permanente

Para descomprimir las situaciones que a diario se presentan, se decidió colocar a personal de la Policía de la Provincia para que custodie los edificios donde se concentra la mercadería. Se presta especial atención en la Municipalidad, donde más de 300 personas se juntan en horas de la mañana y la tarde para exigir la entrega de bolsones alimentarios o reclamar por lo que consideran un mal manejo de la ayuda por parte de los presidentes de los centros vecinales.

Las acusaciones cruzadas son permanentes, y a pesar de que ya pasaron tanto días la entrega de esta asistencia sigue siendo lo más dificultoso de organizar.

También hay trascendidos de que grupos piqueteros "apretan" a los funcionarios para distribuir la ayuda.

Habrá cortes en el servicio de agua

Desde Aguas de Salta informaron a los usuarios de General Mosconi que debido a trabajos de recuperación de nivel en la Planta Tartagal, el servicio de agua potable se verá afectado con corte hasta las 7 horas de hoy, con el objetivo de abastecer a Villa Saavedra, una de las zonas más afectadas por la catástrofe natural ocurrida el lunes 9. A los usuarios de Coronel Cornejo, Vespucio y zona alta de Mosconi, quienes se encuentran directamente afectados, les informaron que "personal de la empresa está ingresando con maquinaria pesada para reparar el camino más dañado e iniciar los trabajos de reparación de los equipos destruidos de la planta potabilizadora El Aguay".

Cabe destacar que los trabajos que se deben llevar a cabo para la normalización de la planta son intensos y demandarán bastante tiempo.

ENTREVISTA:"Hay bastardos que quieren sacar ventaja"

¿La emergencia fue superada?

Lo que superamos es la primera etapa de la crisis, superamos las situaciones más urgentes y más desesperantes para nuestros comprovincianos, fue una tragedia natural que nos indujo a poner lo mejor de cada uno en pos de la solidaridad. La naturaleza nos volvió a poner a prueba, como personas, como administradores y como gobernantes. Hoy en Tartagal esto se ve de una manera clara y palpable, si usted camina por la ciudad, ya sea por el este o el norte, o bien el ingreso a la misma, no se dará cuenta que acá hace ocho días ocurrió una tragedia, Tartagal está volviendo a su ritmo habitual, y eso no es producto de la casualidad, sino el resultado de un trabajo en conjunto y mancomunado entre todos los actores que participaron en este vasto operativo, primero hay que mencionar, y sin temor a equivocarme, que el pueblo tartagalense se volcó masivamente a las calles en ayuda de sus vecinos, son innumerables los casos que podemos citar en los que se ve que la solidaridad primó por encima de cualquier otro interés, era emocionante ver a un pueblo como activaba instintivamente sus mecanismos de autodefensa.

También debemos decir que hacía mucho que no se veía que los tres organismos involucrados, el Provincial, el Municipal y el Nacional, cerraban filas y codo a codo hacían frente a la adversidad. Para que esto quede bien claro, tengamos presente que la catástrofe ocurrió a las 9.15 de ese lunes trágico, a esa misma hora el gobernador Urtubey ya se estaba enterando, apenas dos horas más tarde se lo podía ver metido en el barro ayudando a los vecinos de Tartagal, lógicamente ese gesto motorizó que los tres organismos se agarren de la mano para afrontar tamaña catástrofe.

¿O sea que los intereses partidarios y sectoriales quedaron de lado?

Lamentablemente no, hasta el día de hoy vemos que algunos pretenden arteramente sacar una bastarda ventaja política de esta tragedia. Es intolerable que algunos, sentados frente a un teléfono se dediquen a hablar en los medios de prensa para criticar las tareas que se están realizando, no estoy hablando de gente sin responsabilidad, sino de algunos con cargos electivos, no se puede hacer política con el sufrimiento de un pueblo, a eso no lo vamos a tolerar, si quieren hacer política que la hagan, nosotros tenemos cuero para eso, pero no en este momento, no se puede tolerar que hablen a una radio local par decir que a una señora le entregaron pañales un talle menos de lo que necesitaba, en ese tiempo se puede ir hasta cualquier depósito, buscar el pañal que hace falta y llevarle a la señora. Mientras ese sujeto hacía eso, el niño que necesitaba el pañal seguía sin poder higienizarse, esto es muy bajo, pero gracias a Dios el pueblo se da cuanta de todo. Cada cuadra de la zona crítica es coordinada por un vecino, quien presta su casa o lo que queda de ella para organizar el trabajo diario. Lógicamente el trabajo de ayuda humanitaria primaria, de contención, de salud, alimento y vestimenta. Los vecinos están acompañados en forma permanente en cada cuadra por un agente de la provincia o de la nación en toda la zona crítica.

Con respecto a las acusaciones de usar la catástrofe con fines políticos, ya se habló antes, cuando fue la fallida alarma de alud.

Mi prioridad en este momento es otra, no tengo tiempo para ponerme a analizar esa situación. Sólo recuerdo que cuando sonaron las sirenas y las campanas de la iglesia junto a los trabajadores de la Secretaría de Abordaje Territorial corríamos a contramarcha de la gente que huía del lugar, nosotros, por esa mística que nadie puede explicar racionalmente, fuimos a la zona más cercana al río tratando de ayudar a los más rezagados. Fue increíble, las personas de Abordaje corrían hacia el río desesperados, pensando que alguien podría haber quedado en su casa a merced de la naturaleza. Si alguien utilizó esto con un interés bastardo tenga la seguridad que las va a pagar".

Comentá la nota