Descartan desde la UOCRA problemas por despidos

Carlos García, delegado normalizador de la Unión Obrera de la Construcción, en contacto con las empresas, dijo que le indicaron que había algunas complicaciones con las certificaciones de obra, pero que “no hay conflicto en la zona sur, si bien puede haber alguna baja, se daría en la zona norte, pero no en la jurisdicción nuestra, que compete al sur de Gobernador Gregores.
No podemos dar garantías del cien por cien, pero no estamos en estado de alerta”.

En declaraciones realizadas durante el programa Era Hora, que se emite por LU 12 Radio Río Gallegos, el dirigente gremial descartó despidos por el momento y dijo que se entiende que hay obras que tiene un inicio y un fin, pero que el contacto con el Poder Ejecutivo, como con las empresas, es para ver que no se vea afectado el empleo.

“Ya en enero, nos juntaremos con el Ejecutivo provincial y con las empresas para ver de qué manera garantizaremos la continuidad de obras, y aprovecho a aclarar que, más allá de que algunas empresas han tenido algunas complicaciones con certificaciones, por lo que tengo entendido desde las empresas, no estaría afectando a nuestra zona, lo que representa una garantía para el inicio de 2009”, sostuvo García.

Consultado sobre si tiene detalles sobre el atraso que se estaría dando en el pago de los certificados a las empresas, el gremialista manifestó que desde hace un par de meses venían con algunas complicaciones, “pero no tenemos la información precisa de cuánto se les debe, porque a nosotros no nos corresponde, no participamos ni de las licitaciones ni mucho menos de las certificaciones, no nos comentaron más datos”. “Puntualmente, en lo que nos corresponde a nosotros, esperamos en enero sentarnos y analizar la continuidad de obras para los compañeros en la zona”, sostuvo García, en tanto, ante la pregunta de cuánto tiempo se ha dado en las demoras en los pagos de las quincenas, que a veces determinaron reclamos en los últimos meses, señaló que “vencidos los plazos, el mayor tiempo que pasó fueron 48 horas, después de aquella quincena en la que tuvimos una asamblea en la calle”. Agregó que les preocupa la relación del Ejecutivo con las empresas, “pero convengamos que, en un análisis general, dentro de la obra pública hay mucha gente que no es de la zona, es de otros puntos del país; nosotros no coartamos la libertad de trabajo a nadie, pero en caso de existir un reajuste o un reacomodamiento, supongo que las empresas lo harán con la gente que están trayendo de afuera, que es bastante”, sostuvo y en cuanto al número de trabajadores en la jurisdicción, estimó que ronda, en total, en cinco mil trabajadores. Reiteró que desde el gremio, si se da el caso de tener que producirse bajas, “lo que nos preocupa es darle garantía a la gente de la zona, si hay trabajo, bienvenidos los compañeros de otros lugares, pero si hay reducción, queremos que no se haga con la gente de la zona, pero hoy por hoy, en nuestra zona no hay afectados”.

Comentá la nota