Descartada la consulta, vecinalistas definen acciones a seguir

El próximo miércoles, los vecinos autoconvocados se reunirán en el Sindicato de Canillitas de la ciudad y allí decidirán cuáles serán las medidas que adoptarán en contra del proyecto provincial de venta de la Casa de las Tejas y del Pablo Pizzurno.
El miércoles a las 19 en el Sindicato de Canillitas, dirigentes de distintos centros vecinales de la ciudad realizarán un nuevo encuentro que tiene como objetivo consensuar las medidas definitivas a adoptar en oposición al plan del gobierno provincial. “Estamos tratando de articular una multisectorial que contenga no tan sólo a vecinos, sino que también esté conformada por ONG, universidades, gremios y otras instituciones sociales”, aseguró Guillermo Riofrío, presidente del centro vecinal de Villa Belgrano.

Los vecinos autoconvocados han manifestado su negativa al proyecto que Schiaretti presentó días atrás y ahora buscan plasmar esa oposición mediante acciones concretas. “Hemos hablado de un abrazo simbólico a la Casa de las Tejas y al Pizzurno, entre otras iniciativas; pero debemos evaluar la trascendencia que podría tener esta medida y además, en lo que hace a este tipo de manifestación, el tema de la convocatoria no es menor”, dijo Riofrío.

Cabe recordar que los vecinos autoconvocados hace más de 15 días vienen manteniendo reuniones con el bloque del Frente Cívico en el Concejo Deliberante y durante la semana pasada también se entrevistaron con los bloques de la UCR y UPC. Inclusive, la idea de una consulta popular (primero planteada por Juez) surge -dicen los ediles del Frente- de una estas reuniones. Aunque, descartada ya la posibilidad de una consulta debido al no consenso dentro del bloque oficialista, el juecismo y los vecinalistas analizan el plan a seguir.

Sin embargo, los vecinos se encargan de marcar su independencia respecto del Frente Cívico en este conflicto: “No queremos que de este reclamo se haga politiquería porque no corresponde, más allá de que cada uno tenga afinidad política con determinado partido. Y, por otro lado, debemos aprovechar la buena dirigencia que hoy tienen los centros vecinales para hacer sentir nuestra posición independiente ante el gobierno”, refirió Riofrío. En cuanto a los actores sociales que se suman a esto foro de oposición, los vecinalistas admiten que la presencia de los gremios en este reclamo les otorgaría mayor fuerza de lucha. “No es fácil acordar entre representantes de más de 30 centros vecinales las acciones que consideramos más pertinentes para frenar el proceso de venta de estos terrenos. Quizá necesitemos una orientación más práctica, y la ausencia del apoyo de los gremios en este reclamo se hace notar”, opinó una dirigente del sur de la ciudad.

Comentá la nota