El descargo de los candidatos K

El escrito sostiene que la ley no obliga a los candidatos a decir de antemano si van a asumir o no. Lo mismo sostuvo la jueza María Servini de Cubría. También señala que Kirchner cumplirá con dos años de residencia en Buenos Aires antes de asumir.
El kirchnerismo rechazó ante la Justicia las impugnaciones hechas por el candidato a diputado del Acuerdo Cívico y Social, el radical Ricardo Gil Lavedra. Una de las impugnaciones apunta a las candidaturas llamadas testimoniales, bajo el supuesto de que los postulantes no van a asumir el cargo en caso de ser electos. La refutación hecha por el apoderado del Frente para la Victoria, Jorge Landau, ante el juez federal electoral de La Plata Manuel Blanco, sostiene que la ley no obliga a los candidatos a decir de antemano si van a asumir o no.

La otra impugnación es contra Néstor Kirchner y allí se alega que no lleva dos años de residencia en la provincia de Buenos Aires, ya que no deberían contabilizarse los cuatro años y medio que vivió en Olivos como presidente, sino el tiempo que lleva allí como esposo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. A esto, Landau antepuso que aunque no se contaran los primeros cuatro años y medio, el tiempo de residencia se cuenta a partir del día que asume como diputado y no mientras es candidato. En ese caso, Kirchner cumpliría los dos años el 10 de diciembre, día que tomarán el cargo los candidatos elegidos el 28 de junio.

En contrapartida, el kirchnerismo descartó ayer impugnar la candidatura de la diputada santiagueña y ex kirchnerista Marta Velarde, que sorprendió apareciendo cuarta en la lista de la alianza entre la UCR y la Coalición Cívica por la Capital Federal. Velarde figura detrás de Adolfo Prat Gay, Gil Lavedra y Elisa Carrió y según los abogados del oficialismo recién fijó residencia en la ciudad de Buenos Aires en junio del año pasado, por lo que no sólo ahora sino tampoco en diciembre habrá acumulado los dos años de residencia.

Fue el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, quien afirmó que pese a eso y a que "incluso como diputada cobra un plus por desarraigo por pertenecer a Santiago del Estero", no impugnarán su candidatura. "Lo que sí espero –ironizó– es que el doctor Gil Lavedra, a quien respeto como jurista y como persona, le pida a Marta Velarde la renuncia a su candidatura, para mantener la coherencia con sus argumentos de impugnación a la candidatura de Kirchner".

También ayer, la jueza electoral de la Capital Federal, María Servini de Cubría, sostuvo que "las candidaturas testimoniales son legales, porque no hay nada que las prohíba". "Se podrá estar o no de acuerdo, pero en todo caso hay que crear una reforma de la ley. Podrán gustar o no, pero en todo caso hace falta una reforma. Si no estamos de acuerdo, hay que hacer un cambio en la ley, pero no es ilegal", afirmó la jueza. "¿Cuántas veces hemos tenido candidatos que no asumen o a los dos días de la elección asumen como ministros?", señaló y después aclaró que se trata de algo habitual en cada elección y "ya dictaminó sobre el tema".

El argumento de Landau para refutar la impugnación es que "no se puede exigirle a una persona que diga si va a asumir o no; eso no lo contempla ni la Constitución ni la ley. Nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda".

En cuanto a la impugnación referida al tiempo de residencia de Kirchner en la provincia de Buenos Aires, Landau sostuvo que entre diciembre de 2007, cuando dejó de ser presidente, y diciembre de 2009, cuando asumirán los legisladores electos, "se da el período de dos años de residencia previa que exige la Constitución".

"Esa exigencia está completamente cumplida y no hay razones para impedir la oficialización de su candidatura, máxime cuando la otra exigencia que tiene la ley, que es que figure en el padrón también está cumplida", afirmó el abogado.

El juez Blanco había dicho que al margen de su decisión las previsibles apelaciones harían que el caso termine en la Corte Suprema de Justicia, pero Carlos Fayt, uno de los integrantes del máximo tribunal, aseguró que es "absolutamente imposible" que la Corte pueda dar un fallo antes del 28 de junio.

Gil Lavedra coincidió con Fayt al señalar ayer que "por una cuestión de tiempo es difícil" que las impugnaciones lleguen a tratarse en la Corte.

Comentá la nota