Día de descanso antes de encarar la subida hasta el límite

Una jornada distendida vivió ayer el grupo de expedicionarios del Cruce de Los Andes 2010. Truco, asado, charla, baño y pesca fueron las actividades del día de aclimatación, previo al viaje hasta el hito donde se realizará el acto central en homenaje a San Martín.
Después de un día de descanso y aclimatamiento en el Refugio Sardina, enclavado en el bellísimo Valle de Los Patos Sur, la expedición que encabeza el gobernador José Luis Gioja y que integran funcionarios, legisladores, empresarios y periodistas llegará hoy hasta el límite con Chile para rendir homenaje a José de San Martín.

La columna de civiles, entre los que se destaca el embajador de Canadá en la Argentina, Timothy Martin, la diputada nacional Gloria Bidegain y tres funcionarios del gobierno de Valparaíso de Chile, partirán a primera hora acompañados por efectivos del Ejército chileno que están apostados en el Valle de Los Patos.

Ayer a la madrugada, una columna de soldados del Ejército Argentino, partió rumbo a la localidad chilena de Achupayas por el Paso de Las Llaretas, donde se unificarán a la tropa chilena que pasará a Chile por el Paso de Valle Hermoso y el escuadrón que la semana pasada partió con el mismo destino final desde Mendoza por el Paso de Uspallata.

Se trata del mismo despliegue que realizó el general José de San Martín para esta fecha en 1817 en el marco de su Gesta Libertadora, junto al General Bernardo O’Higgins y con la que logró dividir a los realistas que esperaban del otro lado de la cordillera.

El grupo de expedicionarios civiles realizará un acto en el límite frente a los bustos de ambos generales para homenajearlos, ya que fueron quienes forjaron la libertad latinoamericana. Durante la jornada de ayer, el grupo se dedicó a compartir en una amena charla la experiencia de transitar montados por la cordillera, además, de un asado, partidos de truco y pesca de truchas en el Río Los Patos.

Al terminar la jornada, los preparativos para una cabalgata de al menos ocho horas de mañana ocupaba a los expedicionarios, quienes dejaron descansar sus cabalgaduras que pastaron en la inmensa llanura del valle, entregando una postal maravillosa.

Juan Antonio Vega Melville

El consejero Regional de Valparaíso está haciendo por primera vez el Cruce desde el lado argentino, pero ya estuvo cinco veces en el límite internacional porque fue uno de los chilenos que se abrazó todos los años con los argentinos que llegaron hasta allí en los cruces anteriores, pero subiendo la cordillera desde el lado chileno.

Abogado y especialista en derecho público, Vega Melville es el encargado de coordinar las acciones entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo de su región y militante de la Democracia Cristiana que integra la Concertación chilena, está cumpliendo sus primeros seis meses del segundo mandato como consejero, que equivale a un diputado provincial en nuestro país.

Aunque pertenece a la V Región, Vega Melville defiende la integración física entre Argentina y Chile y sostiene: "Aunque nosotros miramos al paso Cristo Redentor y al proyecto de un segundo paso entre Mendoza y Valparaíso con mucho interés, también apoyamos la concreción del Paso por Agua Negra entre Coquimbo y San Juan. Porque estamos convencidos que la integración de nuestros pueblos es lo que nos va a ayudar formidablemente en el crecimiento mutuo".

Por eso y aunque tendrá que ejercer la oposición a partir de marzo cuando Sebastián Piñera asuma su gobierno, Vega Melville asegura que "vamos a hacer valer el veredicto dado al acuerdo de integración entre las presidentas Cristina Fernández y Michelle Bachelet y vamos a hacer ese túnel". Por último, Vega Melville expresó su temor que "cambien algunas condiciones en Chile a partir de la llegada de la derecha al gobierno, donde la UDI, que es la Unión Democrática, pensamos que puede impulsar modificaciones que cambien cosas importantes como la justicia, la libertad y los derechos del trabajador que tanto nos costó implementar".

Marcelo Lima

El intendente de la Capital y fervoroso defensor del Cruce de Los Andes, se siente a sus anchas en la cordillera. Servicial y atento a todos los detalles, Marcelo Lima hace gala de sus conocimientos de la cordillera, pero a la vez coordina todas las acciones que se desarrollan en la caravana.

¿Qué destaca de éste cruce?

Este cruce de destaca por el fuerte gesto de integración que estamos viviendo por la presencia en el grupo de los representantes chilenos de la Región de Valparaíso y por los efectivos del Ejército chileno que van con nosotros hasta el acto en el límite internacional.

¿Y en cuanto a los integrantes de la expedición?

El grupo humano que se ha conformado en esta expedición ha logrado un nivel de hermandad nunca antes visto en esta magnitud, especialmente porque se ha unido de una manera singular muy rápidamente y lleva adelante una convivencia hermosa, donde las atenciones mutuas son permanentes y la solidaridad está presente a cada momento.

¿Tiene futuro?

Seguramente que sí, porque ésta es una idea que ya prendió y es enorme la cantidad de gente que quiere hacerlo, aunque debemos reconocer que todo esto se hace posible gracias a la iniciativa del gobernador José Luis Gioja, quien pone a cada momento toda su fuerza interior y su carácter, sin lo cual sería imposible llevarlo a cabo.

Embajador de Canadá,

Timothy Martin

Al Embajador de Canadá en la Argentina, Timothy Martin, se lo ve muy contento en la expedición y compartiendo momentos con todo el grupo, junto a su esposa Fátima, en extensas charlas a la orilla del río.

Con todas las características anglosajonas, de suaves modales y muy cuidadoso de las formas, el diplomático disfruta de observar las costumbres argentinas y en especial se muestra atraído por la personalidad de Rulo Arredondo, un cantor y guitarrero traído al cruce como animador, que tiene seducido al embajador con sus ocurrencias.

Para el representante del país del norte en Buenos Aires, "Canadá y la Artgentina son muy parecidos por el respeto a la diversidad, porque reciben a todo el mundo con los brazos abiertos y porque los dos basan su economía en el aprovechamiento de los recursos naturales".

Tiene 53 años, es master en Geografía económica y una larga experiencia en el estudio de la realidad campesina de México y un estudioso de los mayas.

Trabaja desde 1983 en el servicio exterior de su nación y asegura que la Argentina le encanta después de haberla recorrido prácticamente toda.

Amante de la naturaleza y la vida al aire libre, disfruta de este cruce "donde todo el mundo se hace amigos muy rápido" y se considera "un amigo de San Juan y de su gobernador".

Martin confía en que "las inversiones canadienses van a seguir creciendo en la Argentina, donde el año pasado subieron en un 40%, llegando a 3.500 millones de dólares en petróleo, gas, agricultura, fertilizantes y por supuesto la minería, que es el sector más importante en materia de inversiones".

Sobre los proyectos mineros canadienses en el país y en especial en San Juan, el diplomático dijo que "son decisiones privadas que Canadá auspicia pero sobre las que no decide como Estado", pero se mostró "muy contento de que haya marcos regulatorios y legislaciones que permitan estos desarrollos".

Para el embajador, "proteger en medio ambiente, el derecho laboral y las condiciones laborales, así como la responsabilidad social empresaria, son fundamentales para desarrollos empresarios que comprometan inversiones canadienses en la Argentina".

Por eso sostuvo que "en el marco de la política de acercamiento estratégico de Canadá hacia América Latina, intentando participar de las cadenas de valor globales, la decisión de las presidentas Cristina Fernández y Michelle Bachelet de apoyar el desarrollo del emprendimiento de Pascua-Lama, es mirado con alegría e interés desde Canadá".

Finalmente y en torno al Cruce de Los Andes 2010 que se está desarrollando, Timothy Martin expresó haber descubierto "un espacio único en el mundo donde se puede vivir el privilegio de la soledad en un entorno de magnífica belleza".

Comentá la nota