Desborde del río en Purmamarca Causó corte de ruta e inundaciones

Las intensas lluvias producidas durante las últimas horas del domingo y la primera hora de ayer provocaron serios inconvenientes en la zona de Purmamarca, como así también cortes de la ruta nacional 9 y 52 por crecida de arroyos y desmoronamiento de cerros.
En Uquía y Humahuaca, las lluvias también produjeron desmoronamientos en caminos vecinales.

Pero la situación mas gravosa se vivió en Purmamarca donde numerosas familias y algunos turistas debieron ser evacuadas, así como en los parajes de Tunalito y Chañarcito, aunque la situación tendía a normalizarse ayer tarde.

Además, personal de Recursos Hídricos y de las vialidades de la Provincia y Nación, trabajaban ayer tarde de forma denodada con el propósito de habilitar temporariamente el acceso por Ruta 53, luego que el río ‘comiera’ gran parte del pavimento. A raíz de esta situación, la turística localidad quedó incomunicada.

La preocupación mayor surgió del comisionado municipal Marcelo Aramayo, quien calificó de ‘desastre’ la situación provocada por las fuertes lluvias y manifestó su temor por las terribles consecuencias en el caso de que se genere una nueva tormenta como la de ayer. Y para el colmo anoche, personal de la Seccional 57 de Purmamarca, informaba que la lluvia -aunque leve- había retornado.

Entre las 23.30 del domingo y las 0.15 de ayer, se desató una fuerte tormenta en Purmamarca que quebradas arriba ocasionó el aumento del caudal de agua del río homónimo.

La crecida de algunos arroyos que atraviesan algunos parajes como Coquena, El Molino, La Ciénaga, Higueritas, La Ollada, Quisquiri, y Chalala, ocasionaron inundaciones en viviendas, quintas, y en algunos hoteles de la región. Numerosas familias y turistas debieron ser evacuados en horas de la noche, para lo cual trabajaron personal municipal, de la Policía, Defensa Civil, con el apoyo del SAME.

Por suerte no hubo que lamentar desgracias personales, aunque si daños materiales de importancia, porque en las riberas habían acampado algunos turistas, quienes debieron abandonar sus lugares, aunque se supo que una camioneta habra quedado varado sin poder escapar de las bravías aguas.

Funcionarios provinciales se hicieron presentes ayer en el lugar, de las carteras de Desarrollo Social, de Infraestructura, de Defensa Civil, de Vialidad de la Provincia, Vialidad de la Nación, y Recursos Hídricos, mientras maquinarias trabajaban en procura de encausar las aguas y habilitar la ruta, cuyo pavimento cedió ante la fuerza de la naturaleza.

Aunque los estragos de las lluvias se hicieron sentir hacia el margen derecho del río Grande, resultando afectados Tunalito y Chañarcito, donde hubo desmoronamiento de cerros, provocando cortes en el acceso a esos poblados, y el embate de las aguas ocasionó el anegamiento de numerosas viviendas, razón por la cual también sus moradores debieron ser evacuados.

Desde la Dirección de Defensa Civil sostuvieron que al menos 52 familias debieron ser evacuado en toda la jurisdicción de Purmamarca.

Por otro lado, desde la Seccional 52 de Volcán indicaron que la las lluvias ocasionaron cortes en la Ruta Nacional 9, a la altura de Yala, León, y Corte Colorado, los cuales fueron rehabilitados aunque de forma parcial a media calzada.

‘NO BAJABA ASI EL RIO’

El comisionado municipal de Purmamarca, Marcelo Aramayo, decía ayer abatido, ‘hace mucho que no bajaba así el río’, cuyas aguas ‘se metieron en quintas, casas, se llevó hacienda, cultivos, carpas de turistas e inundo algunas cabañas y hoteles. Por suerte no hay desgracias personales’.

Para el funcionario comunal, ‘fueron media hora o más de lluvia, y suficiente para causar este desastre’ y expresaba su preocupación de que ‘Dios quiera que no llueva de esa forma nuevamente, porque sino la situación será peor’. Describió que el río ‘elevó su nivel fácil dos metros, porque está al borde de las defensas, unas gotas más y será terrible’.

Señaló que equpos de la Provincia estaban trabajando en el lugar en procura de dejar habilitado el acceso a Purmamarca. Aludió además a las situaciones generadas en ‘Tunalito y Chañarcito donde también las lluvias y un brazo del río Grande que se desvió y provocó que se evacuara a algunas personas’.

Aramayo también cito su temor por la suerte de familias ubicadas en Las intensas lluvias producidas durante las últimas horas del domingo y la primera hora de ayer provocaron serios inconvenientes en la zona de Purmamarca, como así también cortes de la ruta nacional 9 y 52 por crecida de arroyos y desmoronamiento de cerros. En Uquía y Humahuaca, las lluvias también produjeron desmoronamientos en caminos vecinales.

Pero la situación mas gravosa se vivió en Purmamarca donde numerosas familias y algunos turistas debieron ser evacuadas, así como en los parajes de Tunalito y Chañarcito, aunque la situación tendía a normalizarse ayer tarde.

Además, personal de Recursos Hídricos y de las vialidades de la Provincia y Nación, trabajaban ayer tarde de forma denodada con el propósito de habilitar temporariamente el acceso por Ruta 53, luego que el río ‘comiera’ gran parte del pavimento. A raíz de esta situación, la turística localidad quedó incomunicada.

La preocupación mayor surgió del comisionado municipal Marcelo Aramayo, quien calificó de ‘desastre’ la situación provocada por las fuertes lluvias y manifestó su temor por las terribles consecuencias en el caso de que se genere una nueva tormenta como la de ayer. Y para el colmo anoche, personal de la Seccional 57 de Purmamarca, informaba que la lluvia -aunque leve- había retornado.

Entre las 23.30 del domingo y las 0.15 de ayer, se desató una fuerte tormenta en Purmamarca que quebradas arriba ocasionó el aumento del caudal de agua del río homónimo.

La crecida de algunos arroyos que atraviesan algunos parajes como Coquena, El Molino, La Ciénaga, Higueritas, La Ollada, Quisquiri, y Chalala, ocasionaron inundaciones en viviendas, quintas, y en algunos hoteles de la región. Numerosas familias y turistas debieron ser evacuados en horas de la noche, para lo cual trabajaron personal municipal, de la Policía, Defensa Civil, con el apoyo del SAME.

Por suerte no hubo que lamentar desgracias personales, aunque si daños materiales de importancia, porque en las riberas habían acampado algunos turistas, quienes debieron abandonar sus lugares, aunque se supo que una camioneta habra quedado varado sin poder escapar de las bravías aguas.

Funcionarios provinciales se hicieron presentes ayer en el lugar, de las carteras de Desarrollo Social, de Infraestructura, de Defensa Civil, de Vialidad de la Provincia, Vialidad de la Nación, y Recursos Hídricos, mientras maquinarias trabajaban en procura de encausar las aguas y habilitar la ruta, cuyo pavimento cedió ante la fuerza de la naturaleza.

Aunque los estragos de las lluvias se hicieron sentir hacia el margen derecho del río Grande, resultando afectados Tunalito y Chañarcito, donde hubo desmoronamiento de cerros, provocando cortes en el acceso a esos poblados, y el embate de las aguas ocasionó el anegamiento de numerosas viviendas, razón por la cual también sus moradores debieron ser evacuados.

Desde la Dirección de Defensa Civil sostuvieron que al menos 52 familias debieron ser evacuado en toda la jurisdicción de Purmamarca.

Por otro lado, desde la Seccional 52 de Volcán indicaron que la las lluvias ocasionaron cortes en la Ruta Nacional 9, a la altura de Yala, León, y Corte Colorado, los cuales fueron rehabilitados aunque de forma parcial a media calzada.

‘NO BAJABA ASI EL RIO’

El comisionado municipal de Purmamarca, Marcelo Aramayo, decía ayer abatido, ‘hace mucho que no bajaba así el río’, cuyas aguas ‘se metieron en quintas, casas, se llevó hacienda, cultivos, carpas de turistas e inundo algunas cabañas y hoteles. Por suerte no hay desgracias personales’.

Para el funcionario comunal, ‘fueron media hora o más de lluvia, y suficiente para causar este desastre’;y expresaba su preocupación de que ‘Dios quiera que no llueva de esa forma nuevamente, porque sino la situación será peor’. Describió que el río ‘elevó su nivel fácil dos metros, porque está al borde de las defensas, unas gotas más y será terrible’.

Señaló que equpos de la Provincia estaban trabajando en el lugar en procura de dejar habilitado el acceso a Purmamarca. Aludió además a las situaciones generadas en ‘Tunalito y Chañarcito donde también las lluvias y un brazo del río Grande que se desvió y provocó que se evacuara a algunas personas’.

Aramayo también cito su temor por la suerte de familias ubicadas en Chalala, porque cabe recordar que el asentamiento se hizo sobre el lecho de un arroyo, y si bien se encausó y se devió el mismo, preocupa que nuevas lluvias provoquen mayores consecuencias.

El temor persiste en Purmamarca porque anoche el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) reafirmó alerta por tormentas fuertes para Jujuy, Tucumán, Salta, el centro y el este de Catamarca y el centro y el este de La Rioja.

Frías recorrió zonas afectadas

Como consecuencia de las copiosas lluvias que se produjeron entre la tarde del domingo y la madrugada de ayer, se suscitaron serios problemas en rutas y caminos del interior. En especial esto se hizo más grave en la ruta Nacional 52, que registró el corte más importante, por derrumbe del terraplén, en proximidades del acceso a Purmamarca. Además, se produjeron cortes en ruta Nacional 9, en Tunalito, unos 10 kilómetros al norte de Purmamarca y en León, en ambos casos por aludes de tierra y rocas que taparon la ruta.

El sitio más crítico, en Purmamarca, fue visitado por el Ministro de Infraestructura, Planificación y Servicios Públicos, doctor Fernando José Frías, quien arribó en compañía del ingeniero Hugo Echavarri, Coordinador de la Unidad Provincial de Financiamiento. En el lugar se reunió con el titular de Vialidad Nacional en nuestra Provincia, ingeniero Gustavo Peuser, profesionales de su dependencia, funcionarios de Vialidad de la Provincia y otros organismos provinciales; ambién concurrió el Secretario de Protección a la Comunidad, Marcelo Nasif.

Efectuado un recorrido por el sitio y recibiendo explicaciones de funcionarios y técnicos, el Ministro Frías conversó con la prensa que lo acompañaba. El funcionario precisó que “en el ingreso a Purmamarca, a 300 metros del cruce de las rutas 9 y 52, la situación es muy grave; h bajado fuertemente el río Purmamarca y comió parte del pavimento en forma impresionante, cerca de 5 metros de profundidad en la ruta 52. Tenemos interrumpido por el momento el tránsito, por acá no se puede circular pero ya están las máquinas de Vialidad Nacional y Vialidad de la Provincia para solucionar todo esto. Los técnicos tienen la palabra”.

Anticipó que estaba previsto que varios camiones traigan el material que tapó la ruta en otro corte, en Tunalito, “para ir rellenando el derrumbe acá, pero es un trabajo arduo que tomará su tiempo; nocreo que hoy se pueda reanudar la circulación en esta ruta, en el ingreso a Purmamarca. De cualquier forma ya estamos tomando las determinaciones más urgentes y prioritarias; el eñor Ministro de Desarrollo Social ha mandado un camión con agua potable porque la planta de Agua de los Andes en Purmamarca ha sufrido algunos daños y momentáneamente esa población carecerá de un suministro normal en lo que resta del día. Estamos evaluando la situación, coordinando las tareas y en este caso, en mi carácter de presidente del Consejo Provincial de Emergencias”.

Ayer tarde, ese Consejo concretó una reunión evaluativa. Fue presidida por su titular, doctor Fernando Frías, acompañado por los Secretarios de Planificación, arquitecto Juan Boscariol; de Gbierno, doctor Juan Burgos y de Interior, ingeniero Héctor Pérez. Concurrieron la totalidad de los organismos que integran el cuerpo: Vialidad de la Provincia, Vialidad de la Nación, EJESA, Recursos Hídricos, Agua de los Andes, Medio Ambiente, IVUJ, Coordinación Provincial de Manejo del Fuego; el tiular de la Guarnición de Ejército Jujuy, teniente Coronel Guillermo Siri; SAME 17, Policía de la Provincia y Gendarmería Nacional.

“No creo que esta noche se pueda pasar y acaso mañana, en forma muy precaria y con mucha precaución’, dijo Frías sobre el acceso a Purmamarca. ‘En un par de horas podríamos restablecer el servicio de agua potable.. Es problemática, en esa localidad la situación del barrio Chalala, que tiene problemas de agua pero ya desde el Estado provincial les estamos llevando colchones y agua, la gente está atendida’, finalizó.

Coment� la nota