Desbarataron una banda que asaltaba edificios porteños

Una banda de delincuentes que se dedicaba a robar en edificios porteños, bajo la modalidad de obligar a los porteros a facilitarles el acceso a los departamentos con ocupantes para asaltarlos, fue desbaratada a partir de unos allanamientos donde detuvieron a sus cabecillas, según informaron fuentes policiales.
Efectivos de la División Robos y Hurtos de la Superintendencia de Investigaciones Federales realizaron dos allanamientos en viviendas situadas en Castañares al 1300, en el barrio porteño de Parque Chacabuco, y Corvalán al 2800, en Villa Lugano, donde detuvieron a dos sujetos.

Los individuos arrestados tienen unos 24 años de edad, y en ambos lugares allanados la policía secuestró dinero, teléfonos celulares y otros valores robados en las distintas viviendas que la banda asaltaba a mano armada.

La pesquisa para dar con la organización delictiva comenzó a principios de mes, a partir de una serie de denuncias acerca de robos violentos, cuyas características tenían varios puntos en común y hacían suponer el accionar de una misma banda de delincuentes en los distintos hechos.

Ante la solicitud de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 30 de la doctora Marcela Sánchez, comenzó la investigación de los casos y pudo establecerse la modalidad de la organización de asaltantes, la cual comenzaba cuando reducían a mano armada a los encargados de edificios en momentos en que retiraban los residuos a la vía pública.

Luego, los delincuentes obligaban a los encargados a indicar que departamentos se encontraban con moradores, para después exigirles que llamen a sus puertas, con lo cual lograban que los les facilitaran el ingreso.

Una vez adentro, los asaltantes reducían a sus ocupantes, los amordazaban y a punta de pistola los obligaban a que les indiquen donde se encontraban los elementos de valor.

Según los dichos de varias víctimas y testigos, en los distintos casos se pudo ver a un auto Citroen C3 en la puerta de los inmuebles, el cual fue localizado durante la pesquisa y se pudo establecer que los conductores y ocupantes del vehículo, respondían a las características descriptas por las víctimas de los hechos investigados.

Una vez reunidas las pruebas necesarias y del estudio de ello por parte del Magistrado actuante, el Juzgado de Instrucción 19 del doctor Rodrigo Pagano Mata, Secretaria 159 de Alejandro Ferro, se libro las correspondientes ordenes de allanamiento y detención, que culminaron con el arresto de los hombres acusados de ser los jefes de la banda.

Los apresados fueron alojados en la Alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones Federales a disposición del juzgado interventor.

Fuentes policiales revelaron que uno de los casos cometidos por los acusados ocurrió el 3 de febrero en un edificio situado en la calle Austria al 2600 del barrio porteño de Recoleta, donde luego de reducir al encargado, subieron hasta el quinto piso y entraron a un departamento en el cual asaltaron a una familia.

Comentá la nota