Desastre ambiental en Puerto Rico por la explosión de refinería

Con la amenaza de convertirse en el peor desastre ambiental de la isla, un total de 14 tanques de almacenamiento de combustible de la refinería Caribbean Petroleum explotaron en la madrugada de ayer en Puerto Rico sin que se conozcan hasta el momento las causas del siniestro.
Por ahora, la gigantesca explosión que levantó una estela de fuego y una densa humareda negra, no causó muertes, aunque sí dejó dos heridos y cuantiosos daños ambientales en el país.

El estallido provocó un movimiento telúrico de 2,8 grados en la escala Richter, según la Red Sísmica de Puerto Rico, y desató el pánico en zonas cercanas de la capital puertorriqueña. Las autoridades policiales indicaron que, al momento del suceso, había una decena de empleados trabajando en las instalaciones de la refinería que tiene un total de 40 tanques y se ubica en el municipio de Bayamón, contiguo de San Juan, la capital del país.

Ninguno de los trabajadores sufrió daños. Los heridos por la explosión son dos personas de zonas aledañas, uno de ellos una mujer que iba en un vehículo, al momento de resgistrarse el siniestro.

Pero la explosión también causó destrozos en una zona comercial ubicada a unos tres kilómetros del área y en el Centro Internacional de Comercio, cercano a la zona del siniestro.

Luis Fortuño, gobernador del estado libre asociado a Estados Unidos, aseguró que escuchó el estallido desde La Fortaleza, sede del Gobierno, en el Viejo San Juan. "Hemos sido afortunados de que no haya pérdidas humanas", declaró el mandatario en una conferencia de prensa en la que aseguró que la provisión de gasolina en el país no se verá afectada. En este sentido, el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor, Luis Rivera Marín, explicó que en la Caribbean Petroleum Corp. sólo se almacena el 10% del combustible total del país y congelaron las tarifas en las estaciones de servicio.

El responsable en Puerto Rico de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Luis Fraticelli, dijo que "es muy pronto" para saber las causas que provocaron la explosión y el descomunal incendio, e informó que agentes de ese organismo estaban entrevistando a personas que estuvieron cerca de la escena. Pero se negaron a explayarse sobre el hallazgo de un grafiti en una calle céntrica de la capital con la frase "Boom, fuego, RIP, Gulf, soul (alma)".

En Cataño, 125 familias fueron desalojadas para protegerlas de la contaminación que produce el incendio y unos 2.500 presos de la cárcel de máxima seguridad ubicada cerca del lugar del siniestro también fueron desplazados

Comentá la nota