Desarrollo de un yogur probiótico para programas sociales

El chivilcoyano Oscar Galante, funcionario de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación, habló del desarrollo de un yogur probiótico que es distribuido a través de programas sociales, no es comerciable.
Se desarrolló en el Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA), que pertenece al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en Tucumán, según señaló el funcionario a la prensa.

En una visita que hizo a nuestra ciudad, Galante expresó: "Es un yogur probiótico con unas propiedades muy especiales y previenen a los niños de enfermedades respiratorias, gastrointestinales, diarreas estivales o parasitosis".

"El Estado está difundiendo esta iniciativa y ahora se implementan 115 mil raciones diarias en Tucumán y pronto lo haremos en Santiago del Estero y Chaco".

"En un mes y medio aproximadamente lo estableceremos en San Juan y posteriormente en el sur de Córdoba", indicó.

Puntualizó que este alimento es destinado a familias carecientes, comedores escolares y populares. "El Estado lo subvenciona a través del Plan Alimentario Nacional y coordina la secretaria de Estado, Liliana Periotti. Nosotros, desde el sistema científico, brindamos la posibilidad de resolver aspectos en lo que es la parte tecnológica".

Remarcó que "esto lo hizo el Estado, con patente de la Argentina, por lo que no hay que pagar regalías. Se diría que es lo mismo que tomar un Actimel, pero en este caso no tiene cargo".

En cuanto a la forma en que se destina este alimento probiótico, Galante expresó que en un primer momento se hacen acuerdos con los Ministerios de Desarrrollo Social y Educación de las provincias y que se coordina a través del programa "Ahí, en el lugar". "En un primero es destinado a ciudades con pequeñas cantidades de habitantes y con necesidades básicas insatisfechas".

Respecto al control y seguimiento de las raciones, el funcionario expresó que, previamente se hizo un estudio que duró cinco años. "Primero se hace un análisis preclínico en una población de 600 alumnos. El alimento fue desarrollado con las mejores capacidades".

Respecto a otros proyectos similares en los que estén trabajando, expresó que, junto al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) se desarrolla una galletita fortificada.

Plan "Raíces"

Por otro lado, Oscar Galante indicó que hay 740 investigadores argentinos que regresaron al país a través del plan "Raíces". "Consiste en la financiación del traslado de toda la familia, además de un cargo en una universidad o centro tecnológico del CONICET".

"El plan implica también la posibilidad de que, en el caso que no pueda volver a la Argentina porque se arraigó en otro país o por haber generado hijos o nietos en el exterior, permite que venga dos veces al año por un mes, para que le devuelva al país los conocimientos que nuestra nación le dio en su momento", concluyó.

Comentá la nota