desarrollo económico Pese a la desaceleración, la economía local facturó 2.000 millones de pesos

Los datos corresponden al primer semestre. La construcción fue el rubro más dinámico. El movimiento de las empresas locales para esa parte del año es similar a todo el 2006.
La ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de Río Cuar­to fre­nó su rit­mo en el pri­mer se­mes­tre del año, aun­que lo­gró cre­cer diez por cien­to con re­la­ción al año pa­sa­do, con una fac­tu­ra­ción pro­me­dio de 327 mi­llo­nes de pe­sos men­sua­les.

La cons­truc­ción fue el ru­bro más di­ná­mi­co en el co­mien­zo del 2008, se­gún la Fun­da­ción Río Cuar­to pa­ra el De­sa­rro­llo Lo­cal y Re­gio­nal. En el pe­río­do ene­ro-ju­nio, las em­pre­sas rio­cuar­ten­ses de­cla­ra­ron an­te la Mu­ni­ci­pa­li­dad ven­tas por ca­si 2.000 mi­llo­nes de pe­sos.

La de­sa­ce­le­ra­ción de la eco­no­mía se pro­du­ce en el se­gun­do tri­mes­tre del año, coin­ci­den­te con el pro­lon­ga­do con­flic­to en­tre el cam­po y el go­bier­no de Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner.

Un cla­ro ejem­plo del im­pac­to de los 120 días de pro­tes­ta agra­ria lo mues­tran las es­ta­dís­ti­cas: du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre la ta­sa de cre­ci­mien­to fue de 17 por cien­to y tan só­lo el 5 por cien­to pa­ra el se­gun­do tri­mes­tre.

La fac­tu­ra­ción to­tal real del se­mes­tre es prác­ti­ca­men­te si­mi­lar a to­do el año 2006, cuan­do las em­pre­sas ha­bían in­for­ma­do ven­tas por 2.200 mi­llo­nes de pe­sos.

Los sín­to­mas de re­plie­gue re­gis­tra­dos en los úl­ti­mos me­ses po­drían acen­tuar­se pa­ra el res­to del año, a par­tir de la cri­sis fi­nan­cie­ra in­ter­na­cio­nal, que pro­vo­có una fuer­te caí­da en los pre­cios de las com­mo­di­ties, es­pe­cial­men­te en la so­ja, que ten­drá un im­pac­to di­rec­to en la eco­no­mía lo­cal.

Se es­ti­ma que por la fuer­te caí­da en los pre­cios de la so­ja, la re­gión per­de­rá in­gre­sos por arri­ba de los 250 mi­llo­nes de pe­sos.

Es­ta dis­mi­nu­ción del cir­cu­lan­te, con una me­nor ren­ta­bi­li­dad, ten­drá sus efec­tos ne­ga­ti­vos en la ac­ti­vi­dad co­mer­cial y en la cons­truc­ción, don­de el pro­duc­tor agro­pe­cua­rio vuel­ca sus ex­ce­den­tes, an­te la des­con­fian­za que ge­ne­ra el sis­te­ma ban­ca­rio.

La evo­lu­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en el pri­mer ci­clo del año fue dis­par en­tre los sec­to­res, sien­do el ru­bro cons­truc­ción el más di­ná­mi­co, im­pul­sa­do por el boom de la cons­truc­ción pri­va­da y po­ten­cia­do por la eje­cu­ción de va­rias obras pú­bli­cas.

Los ser­vi­cios mos­tra­ron una su­ba de 11 por cien­to, el co­mer­cio en ge­ne­ral cre­ció 7 por cien­to y la in­dus­tria 5 pun­tos, dis­cri­mi­na el ex­ten­so tra­ba­jo de la Fun­da­ción pa­ra el De­sa­rro­llo.

Des­de el CE­CIS, se­ña­la­ron que hay ru­bros, co­mo el co­mer­cial, que mues­tra una ba­ja de 20 pun­tos, aun­que el im­pac­to lle­ga al 40 por cien­to en el sec­tor in­mo­bi­lia­rio. “Las ope­ra­cio­nes de com­pra y ven­ta se han pa­ra­li­za­do des­de mar­zo a la fe­cha, pri­me­ro fue el pa­ro del cam­po y aho­ra la cri­sis”, di­je­ron des­de una re­co­no­ci­da in­mo­bi­lia­ria.

Comentá la nota