Los desarrolladores pronostican subas de precios en inmuebles

Issel Kipersmid (Dypsa), Jorge Cruces (IRSA), y Eduardo Gutiérrez (Farallón) dicen que el crecimiento de los valores se dará en el largo plazo
Los desarrolladores inmobiliarios confían en que el precio de los inmuebles no caerá en el futuro. Lejos de esto, sostienen que crecerán en el largo plazo, contradiciendo algunas voces que especulan con que, al menos en un muy pequeño porcentaje, los valores caerán.

Issel Kiperszmid (titular de Dypsa), Jorge Cruces (gerente del área de Real Estate de IRSA) y Eduardo Gutiérrez (presidente del Grupo Farallón), coincidieron en que, si bien en el corto y mediano plazo la tendencia "será estable", ya más avanzado 2010 los valores ascenderán.

"Tenemos que pensar que los precios no se redujeron durante la crisis, por lo que ya es muy difícil suponer que lo harán durante los próximos meses. La cantidad de escrituraciones cayó más del 30% el último mes, pero de todos modos las cotizaciones se mantuvieron estables. Por otra parte, si comenzamos a bajar los precios podríamos pensar que muchos proyectos ya no serían rentables", precisó Kiperszmid.

Gutiérrez, por su parte, coincidió con esa visión, aunque trazó algunas diferencias respecto de lo ocurrido durante la crisis de 2001.

"No tiene nada que ver una circunstancia con otra. En aquel entonces, ante la devaluación del dólar, el costo de construcción era la tercera parte de lo que es hoy. Desde 2001, el costo del metro cuadrado creció 49%, mientras que el de la construcción avanzó un 53%", sentenció el titular del Grupo Farallón.

Otra de las grandes diferenciaciones que hacen los empresarios inmobiliarios está relacionada con el mercado inmobiliario de Miami, que ya se mueve con precios muy similares a los de varios barrios porteños, algo que inquietó a los asistentes del 2º Encuentro de los Líderes.

En este sentido, Gutiérrez dijo: "En la Argentina los precios no se movieron por la simple cuestión de que aquí no hubo una burbuja, como sí ocurrió en otras partes del mundo, entre ellas Estados Unidos. Lo que ocurrió en el caso específico de Miami fue que los precios cayeron, justamente porque explotó esa burbuja, y quedó al descubierto una gran oferta de viviendas. Así fue que los valores se equipararon en relación con los del mercado local".

En cuanto al ritmo de la construcción, los especialistas coinciden en que "la crisis no se sintió tanto". Esta situación, al mismo tiempo, trajo aparejadas oportunidades para algunos desarrolladores. Un ejemplo de esto es el de IRSA, que comenzó a hacer pie en los EE.UU.

"Vimos una oportunidad dentro de este contexto. Compramos parte de un edificio de oficinas en Nueva York y nos metimos en el negocio hotelero", resaltó Jorge Cruces.

En cuanto a los nichos en los que los empresarios crecerán, el directivo de IRSA dice que la firma apostará por los centros comerciales y los edificios de oficinas, Kiperszmid revela que se meterá de lleno en la hotelería de cuatro estrellas y los shoppings, mientras que Gutiérrez destaca a las oficinas y al negocio del retail, "donde hoy hay menos vacancia".

El de los shoppings –sector elegido por los tres desarrolladores– reúne, según los expositores, algunas condiciones que lo hacen atractivo.

Para Cruces, por ejemplo, "existe una gran demanda por la gente en cuanto a la presencia de centros comerciales. Esto lo demuestra el nivel de ocupación que tenemos en los que nosotros manejamos", dijo.

Comentá la nota