Desarrolladores prevén que el precio de las viviendas bajará hasta un 20% durante 2009

El mercado inmobiliario local siente los efectos de la crisis financiera mundial, y ya no son los operadores inmobiliarios los únicos en reconocer el parate que sufre la actividad desde fines de 2008.
Lentamente, algunos desarrolladores inmobiliarios también comienzan a blanquear la realidad, y muestran no sólo el estancamiento de la actividad, sino también el comportamiento descendente que tendrán los precios durante este año.

Héctor Salvo es el gerente general de Raghsa, una de las desarrolladoras inmobiliarias más importantes del país, y no oculta este escenario.

Aunque habla de un “reacomodamiento de precios”, el ejecutivo sostiene que los valores de los inmuebles podrían retroceder “entre un 15% y un 20%” durante este año, pero marca algunas diferencias sobre el comportamiento del mercado.

“En la gran mayoría de los emprendimientos de primer nivel (conocidos como AAA), no prevemos que se produzcan grandes movimientos de precios; creo que se mantendrán como están hoy. En cambio, en los desarrollos que apuntan a un público con un poder adquisitivo algo inferior, la situación no será la misma ya que deberá haber un reacomodamiento de los precios hacia abajo”, precisó Salvo. Además, dijo que esta situación se daría tanto en los departamentos nuevos como en los usados.

El directivo de Raghsa apunta que algo similar ocurrirá con los edificios de oficinas.

Explica que “el desarrollador se deberá acomodar a la nueva realidad que viven los inquilinos”, algo que al mismo tiempo será una forma de “cuidarlos”.

“En 2009 los precios de alquiler caerán un 10%, y esto gracias a que no hay demasiados espacios libres en el mercado, por lo que la oferta es chica”, afirmó.

Y como para ejemplificar el momento, Salvo comenta que “hasta septiembre de 2008 teníamos lista de espera con empresas que tenían intenciones de instalarse en algunos de nuestros edificios de oficinas. Hoy esto ya no ocurre”.

Otra de las nuevas particularidades que subraya es la participación de inversores extranjeros. “Ya no se ven como antes. De hecho, estas nuevas torres –por Le Parc Figueroa Alcorta, una de ellas inaugurada ayer– fueron vendidas en su totalidad a argentinos o residentes en el país”.

Raghsa tiene presencia en los mercados de oficinas y viviendas. En el primero, y teniendo en cuenta las nuevas obras, invierte u$s 110 millones en el Dique 4 de Puerto Madero para levantar el complejo “Madero Office”. Además, desembolsa u$s 70 millones para construir un edificio de 26 plantas en la avenida Belgrano y Bernardo de Hirigoyen, en un terreno que le compró a Creaurban.

En viviendas opera siempre bajo la marca Le Parc.

Comentá la nota