Desarman la última granelera del centro rosarino

Servicios Portuarios empezó a desarmar su terminal junto al Parque Sunchales. Deberá invertir u$s10 millones en un desarrollo inmobiliario y ceder terreno al uso público.
Rosario sigue despejando su costa central al uso público. Desde hoy, el último muelle granelero que quedaba empezó a ser desmantelado para dar paso a otra etapa de reconversión urbana prevista en el proyecto de Puerto Norte.

Luego de años de litigio judicial entre el municipio y la empresa Servicios Portuarios –con demandas de vecinos de por medio– la manga de carga que cruza la avenida de la Costa, detrás de la ex estación Rosario Norte, comenzó a ser desarmada, y en los próximos meses serán derribados los silos de la ex terminal portuaria nº 3.

"Empezamos a concretar el final de un proceso que empezó hace 40 años con el Plan Regulador, que estableció el traslado de la actividad portuaria al sur de la avenida Pellegrini", señaló el intendente Miguel Lifschitz en alusión al inicio del desarme de la estructura que hasta el 31 de diciembre transportaba cereal desde los silos de Servicios Portuarios hasta los barcos que atracaban en el muelle del Parque Sunchales.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación había obligado a la cerealera a cesar sus actividades, pero ésta continuó sus actividades hasta la semana pasada, en virtud de un convenio celebrado con la Municipalidad. Esa continuidad despertó la bronca del vecindario, que denunció en reiteradas ocasiones a la empresa por contaminar el aire con la polución que generaba la carga de los buques graneleros.

El acuerdo firmado a fines del año pasado entre el municipio y la empresa impuso que la firma se compromete a retirar del predio su actividad portuaria para encarar un emprendimiento inmobiliario de alta gama, sobre una superficie de 198 mil metros cuadrados. A cambio, debe invertir 10 millones de dólares en en apertura de calles, pavimentación y saneamiento pluvial. El 15 por ciento del terreno, además, debe donarlo al municipio para ampliar el Parque Sunchales, donde se encuentran los ex silos Davis, reciclados en el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro).

En ese desarrollo inmobiliario que encarará Servicios Portuarios habrá torres de apartamentos, comercios y hoteles, pero la franja costera deberá ser preservada para el uso público, como un paseo peatonal ribereño que conecte desde Pellegrini hasta la planta potabilizadora de Aguas Santafesinas, en la zona norte.

Comentá la nota