Desarmaderos ilegales, un negocio manchado con sangre

Desarmaderos ilegales, un negocio manchado con sangre
Sólo en las últimas dos semanas se clausuraron 79 talleres ilegales en la Provincia. Los vinculan con el robo de autos. Uno de los allanamientos más importantes se hizo en La Plata, y después de la feria judicial se ordenarían nuevos operativos en la región.
Durante su gestión como ministro de Seguridad, León Carlos Arslanián hizo rimbombantes anuncios respecto a que se había emprendido una guerra contra los desarmaderos ilegales en la Provincia. Años después, en momentos en que la inseguridad se convirtió en la principal preocupación de los bonaerenses, se puso de manifiesto que la "guerra" sólo consistió en barrer el problema debajo de la alfombra.

Ayer se conoció que en las últimas dos semanas, en el marco del Operativo Sol 2009- 2010, se clausuraron 79 talleres ilegales. Estos operativos arrojaron como saldo 405 aprehendidos y el secuestro de 30 armas de fuego, al tiempo que se recuperaron 53 vehículos.

Según se informó oficialmente, se destacó la identificación de tres desarmaderos en la ciudad de Villa Gesell, donde se incautaron distintas autopartes a los fines de establecer su procedencia, y la clausura de otros 10 locales que carecían de la documentación establecida por la ley.

La situación no sólo atañe a la Costa, sino que tiene su epicentro en el Conurbano bonaerense y esta modalidad delictiva también se hace extensiva a La Plata. Así fue como la Justicia platense realizó hace pocos días uno de los allanamientos a desarmaderos clandestinos más importantes en los últimos tiempos. Por el caso, hay seis detenidos a disposición de la fiscal platense Graciela Rivero.

El megaoperativo, que incluyó quince allanamientos simultáneos, se produjo el pasado 16 de diciembre en viviendas de Villa Ponsatti, Villa Alba y Villa Elvira. Allí se incautaron varios autos y motos robados, en proceso de "corte".

En rigor, todo se encontraba en los patios de lo que eran aparentes casas de familia. Para la fiscalía 11 a cargo de la doctora Rivero, el procedimiento de mayor envergadura fue el realizado en una finca de calle 122 entre 611 y 612.

En ese lugar, la Policía encontró casi una tonelada de autopartes, chatarrería de autos y motos, y una escopeta 12.70. También hallaron dos motos Honda XR 600, otra Yamaha y un cuatriciclo Panther; también unas 26 carrocerías de autos: las había de Fiat 128, de Regatta, de Duna, de Renault 12, de VW Senda, de Ford Falcon y de EcoSport, y hasta un viejo Citroën 3CV, todos con pedidos de secuestro activo.

La Policía además secuestró cuños metálicos, una CPU y gran cantidad de documentaciones de autos y motos, además de una importante cantidad de herramientas usadas para desmantelar los vehículos.

En la causa interviene la jueza de Garantías Marcela Garmendia, que calificó el expediente como "robo y hurto de automotor, calificado por el uso de arma y encubrimiento".

Fuentes de tribunales adelantaron a Hoy que tras la feria judicial de enero hay otras tres fiscalías que harán allanamientos en desarmaderos clandestinos que operan en nuestra región.

El número de desarmaderos clausurados ponen de manifiesto la existencia de este flagelo, que los especialistas asocian directamente con el robo de autos.

A partir de las estadísticas que el ministro de Seguridad Carlos Stornelli presentó en la Legislatura bonaerense, durante la semana pasada, se desprende que se producen 82,5 robos de autos por día en el área metropolitana, lo que equivale a un promedio de 3,4 autos por hora (ver aparte).

A su vez, toda esta situación derivó en la denuncia realizada por el ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, que relacionó los asesinatos de Renata Toscano, ocurrido en Wilde el 18 de noviembre; de Sandra Almirón, el 26 de noviembre en Derqui; y de Ana María Castro, asaltada y asesinada cuando salió a comprar el diario en Lanús Este, el 6 de diciembre, con policías que estarían vinculados al negocio de los desarmaderos

Stornelli dio a entender que a poco de decidir el descabezamiento de la división Sustracción Automotores, un área que es considerada clave en el combate a este negocio ilícito, ocurrieron los mencionados crímenes que tuvieron una misma modalidad: sucedieron en intentos de robos de autos, y el perfil de las víctimas era muy similar.

Así fue como se relevó al comisario inspector Marcelo Andrade, que estuvo a cargo de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Mercedes y que antes había estado a cargo de la división Sustracción Automotores. Stornelli ratificó y amplió su denuncia ante el fiscal platense Marcelo Romero.

Actividad que mueve millones

Sólo en territorio bonaerense, especialista calculan que la venta ilegal de repuestos mueve más de $ 327 millones por año, y la actividad sigue creciendo de la mano del robo de autos.

El volumen total de piezas que manejan estos emprendimientos es casi imposible de precisar. Sólo en el predio de la localidad de Garré, durante uno de los innumerables allanamientos impulsados por el ministerio de Seguridad bonaerense, se constató la presencia de autopartes por un valor cercano a los $ 30 millones.

En tanto, más de 900.000 autopartes ilegales fueron secuestradas por el ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos y la Policía en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en los 43 allanamientos que se hicieron en 2009, de acuerdo a datos divulgados por la misma dependencia.

La mira de los organismos oficiales en lo que va del año no sólo estuvo ajustada únicamente a los proveedores, sino que también alcanzó a Warnes, la zona porteña de comercialización de repuestos por excelencia. En ese ámbito, existen 75 establecimientos dedicados a la venta de partes, de los cuales 63 aparecen registrados en el Registro Unico de Desarmaderos de Automotores y Actividades Conexas (Rudac).

De enero a esta parte, el ministerio de Justicia ordenó 174 inspecciones en Warnes, que dieron lugar a la radicación de 52 denuncias penales por constatarse violaciones a la ley 25.761, que en la actualidad regula la venta de repuestos.

Producto de los operativos, en esa área se secuestraron, entre otros componentes, 21.000 puertas, 11.000 capots, 12.000 guardabarros, 11.000 tapas y puertas de baúl, 800 motores completos, 150.000 bielas, 250.000 pistones, 170.000 cigüeñales, y 150 automóviles recién desmantelados.

¿A qué marcas pertenecía el grueso de las partes? A vehículos pertenecientes a las cinco marcas más robadas: Ford, Renault, Peugeot, Fiat y Volkswagen.

En el Conurbano hubo 3,4 robos de autos por hora en 2009

En el área metropolitana de la provincia de Buenos Aires, que integran los distritos del Conurbano bonaerense, hay un promedio de 3,4 robos de autos por hora y 82,5 es el promedio de vehículos que son robados cada día. De acuerdo a las cifras difundidas por la superintendencia de Evaluación de Información para la Prevención del Delito del ministerio de Seguridad provincial, entre enero y noviembre de 2009 se registraron 27.556 robos de automotores.

Las cifras fueron difundidas por el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, la semana pasada en su visita a los diputados provinciales. Sin embargo, de ese estudio se desprende que la cantidad de robos de autos en el Conurbano bonaerense disminuyó en 2009 en relación con las cifras de 2008. Según el informe de la cartera de Seguridad provincial, en 2008, en el mismo período de once meses contabilizado para el año pasado, hubo 28.475, es decir, 919 casos más, mientras que en todo 2008 la cantidad de robos de autos asciende a 30.931.

Durante 2009, siempre siguiendo las cifras suministradas por el ministerio de Seguridad, hubo un promedio de 2.505 robos de vehículos al mes. Sin embargo, hubo variación en la cantidad de casos a lo largo del año. Los meses de más cantidad de robos de autos en el Conurbano fueron marzo (2.732) y abril (2.743). Paradójicamente, un mes antes, en febrero, se registró la menor cantidad de robos del año (2.389) y en mayo la cifra cayó a 2.533.

Si se compara los meses de más cantidad de robos con los mismos de 2008, se registra un aumento, ya que el anteaño en marzo hubo 2.633 casos y en abril 2.670. A pesar de que en todo el período contabilizado hubo más robos en 2008, el mes de más cantidad fue julio, con 2.725, sin superar los números de marzo y abril del año pasado.

Comentá la nota