Se desarma el massismo en el Senado y crean un bloque de partidos provinciales

Se desarma el massismo en el Senado y crean un bloque de partidos provinciales

Lo acordaron el chubutense Luenzo y el cordobés Carlos Caserio. Invitarían a otras fuerzas locales.

La derrota de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires precipitó la ruptura de su bloque de 3 senadores nacionales conformado hace un año, que aunque no siempre funcionaba en forma homogénea se reunía semanalmente y llevaba posturas comunes a las sesiones.

Lo integraban el chubutense Alfredo Luenzo, el cordobés Carlos Caserio y la fueguina Myriam Boyadjan, quienes el año pasado sellaron la unidad con Massa, pero casi no volvieron a hablar con él.

Según supo LPO, Luenzo y Caserio hablaron ayer de romper definitivamente lazos con el tigrense e iniciar un bloque de partidos provinciales, con las fuerzas de sus gobernadores Mario Das Neves y Juan Schiaretti.

Esperan la misma actitud de Boyadjan, referente del Movimiento Popular Fueguino (MPF), aunque temen que sea tentada por Cambiemos.

Pero la idea no es quedarse ahí, sino sumar senadores de otros partidos locales sueltos en el Senado, que no quieran mezclarse con el peronismo, donde imaginan un bloque cercano a los gobernadores y otro liderado por Cristina Kirchner, quien ya anticipó que buscará la undiad. 

Entre los bloques provinciales se destacan los dos senadores del Frente Cívico por Santiago (que tiene un tercer senador cercano al oficialismo provincial), dos del Movimiento Popular Neuquino y la misma cantidad del Frente para la Concordia de Misiones (si en octubre repite los resultados de las primarias). Además seguirá Adolfo Rodríguez Saá, aun si vuelve a perder. 

Los pampeanos Daniel Lovera y Norma Durango interactúan con el peronismo pero estarán invitados si decidan diferenciarse. Dudan del salteño Juan Carlos Romero, en un reencuentro con Juan Manuel Urtubey, a quien también reporta María Fiore Viñuales. Si vuelve a ganar en octubre, Urtubey buscará marcar el ritmo bloque PJ con su hermano Rodolfo. Carlos Reutemann asumió en la boleta de Cambiemos, pero tiene su monoblqoue, aunque nunca fue hostil al presidente. 

En este escenario, la fuerza de los partidos provinciales puede ser clave para el recinto que habrá desde diciembre, porque con los resultados del domingo Cambiemos sumaría 25 votos entre propios y aliados, a 12 del quróum propio. 

Una sintonía de la Nación con algunas provincias podría acercarlos a ese número. Es lo que aún no terminó de construir el Gobierno. Pero tal vez tenga su última oportunidad. 

Coment� la nota