No lo desanima la competencia.

INDEPENDIENTE: Quieren a Pavone y Pepe no transpira: "Que traigan al que quieran". Moreno busca saldar su cuenta con el club, con o sin figurita nueva.
José Moreno le pone el pecho. Y no sólo a la pelota que saca Fabián Assmann en el fútbol reducido de la práctica de ayer. También se planta ante la llegada de competencia de jugadores en su puesto. El colombiano es consciente de que Independiente está en la búsqueda de un nueve de área desde hace tiempo. La historia que termina con el interés por Mariano Pavone (ver Mercado de pases) nació en diciembre del año pasado con el intento, trunco, de contratar a Cristian Fabbiani y tuvo en el medio el desfile de otros apellidos que fueron ofrecidos, como el de Joaquín Larrivey.

El intento del Rojo por traer un hombre de área no se detuvo con el regreso de Pepe para esta temporada -viene de pasar por el Steaua (Rumania) y América de Cali (Colombia)-. Claro, su currículum en Avellaneda no lo ayudaba demasiado a la hora de tenerlo entre los considerados: convirtió cuatro goles en 19 partidos. Muy pocos gritos para los 900 mil dólares que desembolsó el club por su pase, a principios de 2007.

Sin embargo, apostaron por su retorno. Y Moreno no se achica. "Que traigan al que quieran, no me interesa", desafía un Pepe envalentonado porque el martes, jugando para los suplentes, en el amistoso frente a Talleres (RE) consiguió lo que no pudieron hacer los titulares: sacudir la red. Y, para no dejar dudas, lo hizo por duplicado. El primero fue de tiro libre, y el otro con una exquisita definición, fruto de una tranquilidad en el área que no demostró en su etapa anterior en el club.

"¿Si sirven los goles en los amistosos? Claro, uno quiere marcar hasta en las prácticas y eso lo va llenando de confianza", banca sus gritos Pepe. Y al mencionar "confianza", reconoce que pocos creyeron en él como Miguel Santoro, quien le pidió que forme parte del plantel y busca pagarle con goles: "Me sirvió mucho que me dijera que me necesitaba. Hasta tenía otras cosas arregladas con otros equipo, pero me dio mucho gusto y acepté volver".

De todos modos, el ex Deportvo Pasto, Dynamo de Kyev y Millonarios no se conforma con cumplir en los picados para los relevos y tiene ganas de estar en la foto del equipo que debute en el Clausura ante Vélez: "Volví a pelearla, a ganarme un puesto. Como delantero, mi trabajo es hacer goles y por suerte la estoy metiendo. Siempre tengo las ilusiones intactas".

Igual, la llegada de un nueve goleador no lo despeina y dice: "Esperemos que venga y sume para que Independiente esté en los primeros lugares". Pepe ya había dicho que quiere saldar "la deuda por pagar" con el club, y no le importa si eso implica que le traigan competencia.

Comentá la nota