Desalojaron puestos ambulantes de comidas rápidas de los alrededores de Ferimar

Personal del Departamento de Habilitaciones y Control concretó un operativo en los alrededores de la feria comercial que funciona en Juan B. Justo al 600, el cual culminó con el desalojo de puesteros que vendían choripan y panchos en la vía pública, al margen de toda higiene, norma y habilitación.
En la oportunidad, los agentes municipales corroboraron la elaboración y venta de chorizos y panchos en improvisados puestos montados en veredas y calles, que, además de no contar con ninguna autorización para funcionar, tampoco cumplimentaban con las mínimas condiciones de higiene y salubridad.

El personal comunal labró seis actas de constatación a cada uno de los puesteros y los intimó a desalojar el lugar. Sin oponer mayor resistencia, cada uno de los infraccionados levantó sus pertenencias y despejaron la zona.

Asimismo, los puesteros fueron advertidos de que en próximos operativos se procederá al secuestro de todos los elementos involucrados (tachos, mesas, sillas, sombrillas, etc.) y al decomiso de las mercaderías.

Según se informó desde la dependencia a cargo del operativo, estos procedimientos buscan mantener "una ciudad ordenada y al mismo tiempo, salvaguardar la salubridad de los consumidores, a través de férreos controles en los puntos de comercialización de productos comestibles".

Y a su vez destacaron que este tipo de procedimiento "va a tener continuidad en todo el territorio jurisdiccional de la Delegación a lo largo de toda la temporada estival, abarcando avenidas, calles principales, la zona de la costa y balnearios del sur, entre otros puntos clave".

Comentá la nota