Desalojaron a mapuches en Villa La Angostura

La policía echó abajo tres viviendas. Es un predio que ocupan integrantes de la comunidad Paicil Antriao. Los mapuches denunciaron política represiva de parte del gobierno de Jorge Sapag. También denunció el hecho el diputado Rodolfo Canini.
La policía neuquina desalojó este miércoles a integrantes de la comunidad mapuche Paicil Antriao, en cercanías del cerro Belverede, en Villa la Angostura, una zona altamente preciada por su valor inmobiliario, y que está en litigio entre aborígenes y propietarios legales de las tierras.

Según distintas fuentes, los policías, unos 60 efectivos, ingresaron al "territorio comunitario" y echaron abajo tres viviendas, después de algunos escarceos. Se quedaron en el lugar asegurando el predio, que según denunció el diputado provincial (MUN) Rodolfo Canini "es reclamado por empresarios extranjeros".

La posición de los mapuches Paicil Antriao es complicada, porque según dicen tenían 628 hectáreas "reconocidas por el Gobierno Nacional en 1932", de las que ahora quedarían en sus manos unas 115.

Según refirió el werken Fidel Colipan, las fuerzas policiales se habían instalado desde el martes en cercanías del territorio, acompañadas "por el secretario de Seguridad de la provincia argentina de Neuquén, Guillermo Pellini". Según el diputado Canini, la comunidad mapuche está "reconocida como tal por el Estado Nacional, pero no pasa lo mismo con la Provincia, por eso viven en permanentes conflictos territoriales".

En el informativo mapuche "mapuexpress", en la WEB, se publicó el siguiente comunicado:

"Desde el día de ayer un grupo de parapoliciales, acompañados por el Secretario de Seguridad de la Provincia argentina del Neuquén, Guillermo Pellini y un fiscal, se apersonaron en la localidad de Villa la Angostura. Su objetivo no es garantizar la seguridad de nadie sino ejecutar un violento desalojo de la Comunidad Paicil Antreao.

Desde las 9 horas del día de la fecha ingresaron violentamente en territorio comunitario desalojando por la fuerza a las familias que resisten en el lugar. Aunque hombres, mujeres y niños se enfrentaron con la fuerza parapolicial y de la provincia, éstos ya echaron abajo tres viviendas de los pobladores del lugar.

Hablamos de fuerzas parapoliciales, porque los que desalojaron, tiraron las casas a mazazos fueron matones, protegidos luego por la policía uniformada. Fue retenido en la refriega el werken de la Comunidad Kintriqueo, vecina al Lof Paichil Antriao. Todas las pertenencias de las familias fueron destrozadas y arrojadas a la intemperie.

(Jorge) Sapag, de esta manera, convierte a su gestión en una de las más violentas que le toco vivir al Pueblo Mapuche, y donde la subordinación a los grupos económicos que pretenden quedarse con tierras mapuce, avanza protegido política y judicialmente. Esta situación no da para más y debemos responder denunciando este abuso de poder, para que se detenga tanta represión contra los originarios de este territorio.

A la sociedad toda instamos a denunciar estos hechos de violencia física y psicológica instalada por el gobierno provincial y por sectores de poder que quieren mostrar al Pueblo Mapuche como un peligro inminente contra la sociedad, criminalizando la demanda de derechos.

Convocamos a la sociedad neuquina y nacional para que se pronuncie en defensa de nuestra dignidad y derechos. No aceptemos que Sapag al igual que Sobisch con su mismo espíritu represor resuelva a través de la fuerza y la violencia esta situación. Esto se evita dialogando y reconociendo derechos ya normados y que la provincia incumple".

Comentá la nota