Desalojados aceptarían propuesta de la comuna para tener sus casas

La Municipalidad les cederá las tierras, la Provincia los materiales y ellos las construirán. Insólitamente, es lo mismo que se había ofrecido antes del desalojo y que no fue aceptado.

Las 46 familias que habían usurpado viviendas en el barrio El Martillo y que resultaron desalojadas el pasado 17 abril, aceptarían en las próximas horas la propuesta del gobierno municipal que les cede un terreno para la autoconstrucción financiada por la Provincia.

El viernes último la mesa de diálogo compuesta por concejales y representantes del poder ejecutivo ofrecieron a los desalojados una salida para el conflicto iniciado el 15 de enero, cuando el casi medio centenar de familias optó por ocupar viviendas en reclamo de su deplorable condición habitacional.

El ofrecimiento consiste en la cesión de una parcela a cada una de las familias involucradas para construir allí una vivienda con financiación del estado provincial. Los terrenos se encuentran ubicados a poca distancia del predio en el que se construyen las viviendas del Plan Dignidad y que fuera usurpado en enero.

Lo singular de la situación es que se trata de una propuesta de similares características a la que había sido ofrecida en la instancia de negociación, previa a que el conflicto derivara judicialmente en el desalojo. Vale recordar que en esa oportunidad los "ocupantes", por recomendación de sus abogados, no aceptaron lo que se les estaba proponiendo. En estas horas, analizan la decisión del Concejo y todo indica que la aceptarían.

Avance

Días después de producirse el desalojo, se creó una mesa de trabajo por iniciativa del subsecretario de gobierno, Fernando Gauna. La misma la integraron concejales, funcionarios del ejecutivo y los "Sin techo", y tenía como objetivo gestionar una solución para el problema habitacional de los desalojados.

Después de algunas reuniones, los "Sin techo" mostraron voluntad de aceptar la propuesta realizada antes del desalojo, pero pidieron la cesión de una hectárea y media para construir las viviendas y una plaza, además de un sitio provisorio para cada una de las familias hasta tanto se inicie la autoconstrucción.

Los concejales se reunieron una vez más y la mesa de diálogo contraofertó la entrega de 46 parcelas, una para cada familia. Desechó el alojamiento provisorio y también la media manzana "extra" para la plaza, ya que manifestaron que está prevista desde un inicio la construcción de un espacio verde de esparcimiento comunitario en las cercanías.

Al mismo tiempo el Concejo Deliberante resolvió dos puntos claves. Por un lado firmó una resolución en la que le solicita al Departamento Ejecutivo una prioritaria solución y tratamiento del conflicto de los desalojados, y por el otro, encomendó que contemple traspasarle parcelas de tierra.

Ahora es el momento de asambleas y de responder a lo ofrecido por el Ejecutivo, aunque se descuenta que será aceptado. Sin dudas que el agravamiento del estado habitacional de muchas familias (muchas se encuentran en peor situación que antes de la usurpación) aceleró la idea de no oponerse a lo propuesto por la Municipalidad.

La voluntad de las autoridades municipales es que mañana sea notificada la aceptación de la propuesta y que en la semana se logre avanzar sin mayores trabas en el trámite administrativo de cesión de tierras.

Este paso consiste en la firma del decreto de cesión de tierras y su posterior tratamiento el 28 del corriente en el Concejo Deliberante. Se supone que los concejales aprobarán sin mucho debate un tema que ellos mismos solicitaron de manera acordada.

Luego llegará el turno de la Provincia. Para ello, pasado mañana se desarrollará una nueva reunión de la mesa de diálogo que contará como invitados de representantes de la Provincia. Se espera que en su transcurso se explique en detalle la mecánica de la financiación para la compra de materiales.

El sistema propone que los desalojados pongan la mano de obra y que la Provincia entregue materiales que serían devuelto una a largo plazo.

De no ocurrir ningún contratiempo, se estima que los "Sin techo" podrán iniciar la construcción de sus viviendas en el barrio El Martillo, en pocas semanas.

Comentá la nota