Desaire a Cristina, que quiere llegar a la Capital en subte

Mauricio Macri, finalmente no asistió ayer a la marcha que la oposición organizó frente al Congreso en rechazo de la ley de estatización de las AFJP y de la cual participaron y convocaron legisladores de PRO.
El jefe de Gobierno porteño consideró que su agrupación PRO no fue el eje de la convocatoria como para acudir encabezando esa movilización, pero tampoco ayer -en una jornada en la que opinó con entusiasmo del triunfo de Obama- Macri se presentó junto a Cristina de Kirchner en un anuncio que favorece a su distrito.

La ausencia no fue sólo porque Macri viene manteniendo una relación cada vez más áspera con el gobierno nacional, sino porque el mandatario no quiso estar presente en un acto en el mismo horario de la movilización a la que acudió su tropa PRO por el tema previsional.

Cristina de Kirchner encabezó un acto para la compra de 279 vagones para subterráneos con la compañía estatal CITIC Internacional Cooperation, de la República Popular de China. En su momento, la Ciudad de Buenos Aires licitó la compra de vagones para la nueva línea H, pero justamente una firma china impugnó el trámite al haber quedado fuera de la propuesta por supuestos errores técnicos del desarrollo de la compulsa, lo que finalmente fue reconocido por el Gobierno porteño que no pudo adquirir los rodados. Finalmente la línea comenzó a funcionar con vagones utilizados para otros trayectos. Ayer mismo la Presidente firmaba el primer contrato complementario, de la operatoria, para la compra de 85 coches, en el marco de un contrato de cooperación que se suscribió en 2004, que luego, en 2006 terminó acordándose la adquisición del material rodante.

El Gobierno porteño, a su vez, ya desestimó la idea de extender la red de subterráneos como había propuesto en la campaña, adjudicando esa resignación al gobierno nacional. Macri esperaba poder obtener un crédito del BID de u$s 1.500 millones para ampliar las vías del transporte y completar el proyecto ya aprobado en gestiones anteriores. Para esa deuda requiere del aval del gobierno nacional además, de que el crédito esté disponible, pero la cifra esperada por la ciudad significaba casi 25% de lo que se asignaba a todo el país. Tampoco pudo colocar un bono por u$s 500 millones, ante la falta de un permiso del gobierno nacional que certificara el cumplimiento de la ley de responsabilidad fiscal, algo que reprocha el macrismo en cada oportunidad que puede a Cristina de Kirchner. Ademásla mitad de esos bonos iban a colocarse a las AFJP.

Macri, ayer, durante la inauguración de un plan de inclusión digital para adultos mayores, eludió el tema, pero en cambio dio su visión sobre el resultado de las elecciones en Estados Unidos. El macrismo envió a una delegación de funcionarios y legisladores a observar esos comicios. Al menos partió más de una decena de diputados y otro tanto de funcionarios de la Legislatura y del gobierno local. Hasta el vicepresidente primero de la Legislatura, Diego Santilli, se llegó hasta Estados Unidos para ver la votación, mientras que tuvo que disponer del cupo de viáticos para varios diputados PRO que viajaron (tienen un beneficio de u$s 2.000 por año).

«Obama tiene una enorme responsabilidad» ante la necesidad de que en «el corto plazo» elabore «propuestas que lleven calma y recuperen la senda del crecimiento, que es clave para países como el nuestro, que dirimen si salen o no de la pobreza», consideró Macri.

Entusiasmo

«Estamos, creo, todos entusiastas con la idea del país que lidera el mundo que renueve sus esperanzas, sus propuestas y conduzca en la dirección de crecimiento, el cual baje la crisis, el pánico que se vivió en las últimas semanas a partir de la crisis financiera», completó el jefe de Gobierno.

También reforzó su posición contra el proyectodel kirchnerismo que se tratará hoy en el Congreso para reestatizar las fondos previsionales, otro tema que lo enfrenta con el gobierno de Cristina de Kirchner.

«Es un enorme error del gobierno por el momento por las formas y porque vulnera la decisión que había tomado 80 por ciento de los aportantes de AFJP a pesar de las múltiples propuestas en apariencia muy tentadoras que había hecho el gobierno», dijo Macri, quien la semana pasada ofreció una conferencia pública en rechazo de la propuesta del oficialismo.

En otro sentido, Macri, quien desairó ayer a la Presidente, también respaldó la intervención del sector agropecuario en las movilizaciones de ayer.

«Para mí todo el mundo tiene que intervenir si atropellan sus derechos. La Argentina afronta sus problemas que enfrenta por falta de participación de las mayorías; en el tema política hay que participar sin violencia pero hay que escucharse», consideró el mandatario.

Comentá la nota