"Desagradable imagen de rosca"

El primer chisporroteo entre el oficialismo y la oposición tras la renovación del Concejo Deliberante ocurrió el pasado jueves en el marco de la sesión en la que asumieron los nuevos concejales.
La discusión se planteó cuando la Comisión de Poderes del Concejo se reunió para analizar si los 12 ediles electos que estaban a punto de asumir se encontraban en condiciones de ocupar sus bancas.

Allí los concejales radicales manifestaron estar en desacuerdo con que se admitiera el ingreso de Eduardo Pezzati al HCD, por considerar que existía una "incompatibilidad de funciones" ya que el legislador electo se desempeña como Presidente del Consorcio del puerto local, cargo al que le reclamaron renunciar. Este planteo fue rechazado por el ofisicalismo, ya que Pezzati renunció a cobrar su dieta de concejal. En ese sentido, el edil de AM, Héctor Rosso, afirmó que la incompatibilidad "no existe".

Y recordó que "no es la primera vez que se da esta situación en la historia del Cuerpo Deliberativo. Hace un tiempo se planteó el caso del ingeniero Jorge Petrillo, con un cargo en la Universidad ".

QUEMÁ ESA ACTA

El debate por la "incompatibilidad" de Petrillo en ocupar una banca y ser el Rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata se dio en la sesión del HCD del 29 de febrero del año 2000. En esa reunión, Pulti se sacó chispas con los ex concejales radicales Roberto O. Pagni y Daniel Katz.

El bloque de Acción Marplatense dio lectura a un dictamen elaborado por el Dr. Ricardo Palacios -quien asumió nuevamente una banca hace pocos días integrando el mismo bloque de Pezzati- cuestionando la "doble función" del ex titular de la Casa de Altos Estudios.

En su rol de concejal opositor, el contador Pulti fue el encargado de leer el crítico documento. En el comienzo de su lectura, el actual intendente manifestaba que "debemos determinar si un funcionario público puede compatibilizar su función con profesiones o actividades ajenas, como también si dentro de la estructura administrativa puede ejercer varios cargos o cobrar varias retribuciones. Dicha determinación debe ser tratada desde dos aspectos: el jurídico y el moral. La incompatibilidad es el obstáculo que encuentra el agente o funcionario público para desempeñar dos o más cargos públicos, comprende una situación jurídica impuesta por la ley, prohibiendo al agente ejercer dos o más cargos o actividades pues el ejercicio de tales tareas es interpretado como pernicioso para la consecuencia del interés público".

A renglón seguido, Pulti remarcaba que "podría decirse que la incompatibilidad comporta una prohibición legal de orden público, de carácter objetivo, impuesta por la norma general, respondiendo a un orden práctico, cual es que el funcionario logre mayor eficiencia, eficiencia que sólo ha de ser posible alcanzar con una dedicación plena. La incompatibilidad es absoluta cuando deriva directamente de la ley, ya sea la Constitución o la ley formal, y el superior jerárquico no puede eliminarla atento que es una disposición que emana directamente del texto. Asimismo es expresa cuando está contemplada en la Constitución, en la Ley o en su defecto en el reglamento. Así, por ejemplo, el artículo 53º de la Constitución Provincial establece que no podrán acumularse –y creo que este es el caso- dos o más empleos a sueldo en una misma persona, aunque sea el uno provincial y el otro nacional con excepción de los del magisterio en ejercicio. La inhabilidad, a diferencia del anterior, configura una circunstancia de tipo subjetivo y supone razones éticas, se busca que el agente o funcionario esté librado de todo interés en el asunto encomendado o respecto de personas con quienes podría tener algún vínculo".

A su vez, el actual Jefe Comunal subrayaba que "en el ámbito eleccionario la incompatibilidad no afecta la validez de la elección pero el electo debe optar por el mandato parlamentario a su cargo o profesión anterior. Aunque no esté expresamente previsto, una consecuencia natural de la incompatibilidad es el derecho de opción. Si el funcionario o agente incurre en incompatibilidad queda automáticamente separado y sólo se requerirá en este caso un acto declarativo que constate la vacancia operada. Otras veces el funcionario debe salir de la situación de la incompatibilidad optando por uno de los cargos, de lo contrario cae en falta y podría aparejar tal circunstancia su destitución. Sin perder de ello, la extinción del empleo o relación pública no se produce ipso facto con la incompatibilidad, sino dentro del término que fija la ley o el órgano competente".

"Ahora bien, del caso concreto en estudio resulta: Que en virtud de lo normado en el artículo 53º de la Constitución Provincial, el ingeniero Petrillo se encontraría incurso en incompatibilidad absoluta y expresa para ejercer el cargo de Rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata –cargo rentado- y el primer concejal por la Alianza. Ello teniendo en cuenta que los concejales cobran dietas compuestas por cinco sueldos básicos correspondientes al escalafón inicial de 40 horas y sujetas a los aportes provisionales y sociales. Asimismo estaría incurso en inhabilidad por estar interesado directa o indirectamente en algún contrato en que la Municipalidad sea parte, ello en virtud de los diferentes contratos firmados entre la Municipalidad y la Casa de Altos Estudios", recalcaba Pulti.

El líder de Acción Marplatense agregaba con mucho énfasis que "sin perjuicio de todo ello, no podemos dejar de lado el Código de Ética de la Función Pública, el cual rige para todos los funcionarios públicos de todos los organismos de la Administración Pública Nacional, centralizada y descentralizada en cualquiera de sus formas, el cual establece: ‘El funcionario que desempeñe un cargo en la Administración Pública Nacional no debe ejercer otro cargo remunerado en el ámbito Nacional, Provincial o local, sin perjuicio de las excepciones que establezca y regulen los regímenes especiales’. Como corolario de lo expuesto, entendemos que en este caso en particular prevaleció el interés de funcionario sobre el interés del Estado sin que importara el inminente contenido ético de las incompatibilidades a que se refieren las normas proyectadas y la clara intención de ellas de hacer prevalecer siempre los intereses del Estado".

DESAGRADABLE IMAGEN DE ROSCA

Por último, Pulti disparaba "estamos hablando de esa desagradable imagen de rosca que desprenden el señor Petrillo y el señor Aprile cuando se ponen a hablar de política y están al frente uno del estado municipal y el otro de la Universidad Nacional de Mar del Plata".

En las próximas semanas, el oficialismo utilizará la mayoría automática para reflotar el proyecto de relocalizar los boliches de Alem a la Escollera Norte. Se verán varias "desagradables imágenes de rosca" que tendrán como protagonistas a Pulti y Pezzati.

Comentá la nota