LOS DESAFIOS DE LA INSEGURIDAD El proyecto para que los municipios cuenten con policía propia ya genera polémica en Junín

La iniciativa está en la legislatura provincial y le garantizaría a las comunas una fuerza con las mismas atribuciones que la provincial. Meoni está de acuerdo, pero hay oposición en otros sectores.
En medio del auge de la inseguridad, se coló en la discusión un proyecto en la legislatura de la provincia que ya comenzó a generar polémica. Se trata de una iniciativa que apunta a que los municipios bonaerenses puedan contar con una Policía local que tendría las mismas atribuciones que la fuerza de seguridad provincial y dependería directamente de cada intendente.

La propuesta establece que sus agentes estarían autorizados a portar armas y detener personas y realizarían servicios de prevención del delito en la vía pública

La creación del Cuerpo de Policía Local está prevista en un proyecto de ley que fue presentado por la diputada Dulce Granados (FpV-PJ), quien explicó que la iniciativa apunta a "dar una respuesta concreta a la grave situación por la que atraviesa la Provincia en materia de inseguridad" y aclaró que la instrumentación de una fuerza propia sería optativa para los municipios y debería estar acompañada por el envío de recursos de la Provincia.

El responsable máximo de la fuerza local sería el intendente, quien a su vez designaría a un jefe operativo. El proyecto de ley dispone la existencia de tres escalas jerárquicas y sus respectivas categorías: Técnica (comisario general, comisario mayor y comisario inspector); Ejecutiva (comisario y subcomisario); Básica (sargento y policía).

Las categorías de comisario general o comisario mayor sólo podrán crearse en municipios que tengan más de 100 mil habitantes. Sólo en forma "excepcional" -si el número de policías locales excede los 100 agentes- podrán crearse esas categorías en comunas con población inferior.

Desde Junín, el proyecto fue bienvenido por el intendente Mario Meoni. "Me parece muy bien porque el control social sobre la policía es muy importante y si los intendentes tenemos la posibilidad de ejercer un control directo se podría hacer mucho más, ya que actualmente cuando detectamos alguna irregularidad lo único que podemos hacer es transmitirla al funcionario de seguridad de turno en la Provincia", dijo el jefe comunal.

Las critícas arrasaron desde otros sectores. "Nosotros no tenemos un problema de lejanía con las fuerzas. Trabajamos en conjunto y podemos hacer los reclamos necesarios. Nuestro problema es económico: el distrito no deriva los fondos y nosotros tenemos los problemas que tenemos", expresó Adriana Puglieso, presidenta del Foro Municipal de Seguridad.

"La única cosa a destacar es que los municipios que eligieron tener su policía comunal hoy tienen menos problemas de dinero que nosotros, pero la verdad es que la policía trabaja bien y el enfoque debería ser otro", continuó.

Osvaldo Giapor, presidente provisional de la comisión de seguimiento de la Tasa Complementaria de Seguridad, también se mostró en contra. "Me parece que es una utopía, una idea remota. Si tenemos complicaciones para recibir fondos para la policía en el actual esquema: ¿Cómo será si la policía es comunal".

En ese sentido pidió priorizar los reclamos. "La participación ciudadana es real. Lo que hay que buscar es agilizar el proceso de financiamiento para encarar los problemas que tenemos hoy en día", afirmó.

Desde el recinto

La presidenta de la comisión de Seguridad del Concejo Deliberante, Gladys Hilgert, opinó que la medida sería inadecuada, especialmente por el momento que atraviesa el país. "Me parece que no es el momento. Habría que ver el proyecto a fondo, pero quizás lo más óptimo sería quedarnos con el sistema actual y buscar optimizarlo", dijo la concejal.

"Probablemente tendríamos el mismo problema que ahora: la provincia estaría desactualizada en los envíos de fondos. Un cambio de esta magnitud también podría generar problemas con los escalafones", agregó.

Otras opiniones

El intendente de Lincoln, Jorge Fernández (FpV-PJ), se mostró en desacuerdo. "No digo que la idea no sea buena, sólo digo que a mí no me parece bien. Creo que lo que hay que hacer es recomponer la Policía bonaerense", afirmó.

El intendente de La Plata, Pablo Bruera (FpV-PJ), en tanto, se posicionó a favor de la iniciativa y señaló que "sería mucho mejor, más ágil y dinámico que los municipios y los Concejos Deliberantes se ocupen integral-mente de todo lo que hace a la seguridad en sus distritos". De todos modos, aclaró que esto debería estar acompañado de recursos por parte del gobierno provincial.

Bruera fue incluso un paso más adelante y planteó que "la Provincia debería quedarse a cargo de las fuerzas policiales de investigación y de los grupos de elite, como el Halcón, y las Brigadas de Explosivos, que son unidades más reducidas y que exigen otro presupuesto" y debería delegar en los municipios el resto de las funciones policiales.

Comentá la nota