El desafío de sentar las bases de Dina Huapi.

Desde el PPR Dina Huapi resaltaron que la planificación deberá ser el eje del primer gobierno que asuma el 26 de abril a fin de no reiterar los errores que cometieron localidades vecinas que crecieron “de golpe”.
El candidato a intendente por el PPR Dina Huapi, Alejandro Corbatta, auspició que el cambio institucional que se avecina será histórico para el pueblo aunque señaló que el primer mandato de dos años solo permitirá revertir paulatinamente el contexto actual dinahuapense.

“Hoy por hoy, Dina Huapi necesita todo tipo de gestiones. Pero creo que más allá de interminables promesas de campaña, será necesario organizar y planificar adecuadamente en estos dos años, formar una base sólida para que el cambio sea eficiente, escuchar a todos los sectores, establecer prioridades y sobre esas prioridades trabajar en consecuencia”, destacó Corbatta.

Hace 25 años atrás la primera comisión de vecinos, compuesta por Don José Brendstrup, Hugo Galván, Hugo Brokerhof, Héctor Vergara, entre otros, planificaban Dina Huapi y hoy, el pueblo tal como está planteado no es casualidad. En aquel entonces, se pensaba en la necesidad de forestar, de instalar agua corriente, en los loteos del futuro Dina Huapi. Tiempo después, se conformó la Primera Comisión de Fomento y se creó el primer Código de Edificación. “Esto no es una casualidad: hoy, comienza otra etapa continuando con las ideas de estos vecinos pioneros hoy, comienza otra etapa continuando con las ideas de estos vecinos pioneros, algunos de ellos hoy en nuestra lista y que nos han dado la responsabilidad de que si somos gobierno continuemos con aquel proyecto de Dina Huapi al año 2030”, subrayó Julio “Lula” González, candidato a primer concejal.

Basándose en un inminente incremento demográfico, los candidatos del PPR explicaron que una adecuada planificación permitirá que el pueblo crezca de manera ordenada, sin necesidad de actuar siempre sobre la urgencia cuando ya es demasiado tarde. “Planificar para no estar colocando parches” es el lema. “En Bariloche, se construyó indiscriminadamente todos estos años y hoy, no se sabe cómo garantizar el acceso a las costas; se puso en marcha un vertedero en un lugar cuyos alrededores se fueron poblando y hoy, no se sabe bien hacia dónde trasladarlo. El crecimiento poblacional que vivió Bariloche en las últimas décadas llevó a una terrible crisis habitacional… Y la lista sigue”, señaló Corbatta.

En este sentido, desde el PPR Dina Huapi coincidieron en que la gestión de la actual Comisión de Fomento “no ha acompañado el crecimiento del pueblo con la infraestructura necesaria ese desarrollo”.

“Está a la vista en materia de servicios públicos, por ejemplo. En época invernal, las calles se tornan intransitables, se inundan; las malezas cubren terrenos baldíos y veredas, la iluminación pública es una invitación al delito ya que es prácticamente inexistente, el sistema de agua en épocas estivales es deplorable. No hay gestión para un sistema de cloacas y planta depuradora, para instalar un vertedero de reciclado de basura”, destacó “Lula” González. Luego, se refirió a la instalación de semáforos en la Ruta 40. “Este moderno sistema sólo ha contribuido a incrementar la estadística de accidentes”, dijo.

Asimismo, los referentes del PPR Dina Huapi hicieron hincapié en que el código urbanístico fue modificado de manera inconsulta a través del tiempo permitiendo, por ejemplo, la construcción en propiedad horizontal y la subdivisión de terrenos. “Sin participación es imposible pensar en crecimiento como localidad y como sociedad. Una de las primeras medidas será promover la creación de Juntas Vecinales y de todos los organismos participativos hoy ausentes en nuestro pueblo que permitirán detectar los problemas. Desde el gobierno, colaboraremos en aportar las soluciones”, aseguró Corbatta.

A fin de delinear la plataforma y la planificación para Dina Huapi, hoy el equipo del PPR cuenta con colaboradores profesionales en materia turística, social, de obra pública y contable. “Hay que procurar un crecimiento ordenado, prolijo y sano centrando la prioridad no sólo en lo urbanístico sino también en el medio ambiente que es nuestro recurso”, acotó “Lula” González. Por eso, el compromiso de convocar permanentemente a la “Comunidad del Limay” como así también a la reciente “Asamblea de Vecinos de Dina Huapi”.

Comentá la nota