El Desafío

La campaña electoral de nuestra ciudad discurre por canales previsibles, sin ideas que muevan al debate y lo que parece más grave aún y con las organizaciones intermedias de la ciudad como si no existieran.-

Por Edmundo Dantes

Vemos los comunicados de prensa, con su foto de rigor, repartidos por los responsables de prensa con los candidatos hablando con la "gente".- Por supuesto los participantes de las distintas fuerzas políticas se creen distintos a la gente, en campaña hacen "como que", pero en definitiva menosprecian la opinión de los votantes.- Nuestra ciudad sin duda alguna tiene una bajísima organización civil, no hay salvo honrosas excepciones, organizaciones que en definitiva no respondan a uno u otros intereses políticos, lo que ha hecho que su impronta en los debates sobre el desarrollo de nuestra comarca, casi pase desapercibido.- En otras campañas se han guardado la forma y los candidatos hacían su recorrida por estos estamentos, hoy ni siquiera disimulan; en definitiva ninguna alternativa política local prioriza el desarrollo de la sociedad civil.- Eso implicaría casi de inmediato tener que "ceder" poder en la toma de las decisiones y no hay político que se precie de tal que este dispuesto ha hacerlo.- En definitiva la verdadera vocación democrática no es otra cosa que un recurso dialéctico, prefieren rodearse de adulones que buscar el crecimiento en serio.- Necochea es un caso extraño en la región, tendiendo riquezas naturales y perfiles múltiples nunca tuvo un desarrollo comparativo superior ni a Tres Arroyos, ni a Lobería ni mucho menos a Tandil, no será el tiempo de pensar porque?.- Nuestra clase dirigente, políticos, empresarios, religiosos, profesionales, sindicalistas, productores rurales, militantes sociales, la justicia et etc, jamás se destacó por su compromiso con el colectivo comunitario, sólo han sido expresiones personales que nunca visualizaron el desarrollo de la ciudad con el su suyo particular, siempre disociaron ambos. El resultado está a la vista.-

Nadie contó con tanto consenso previo y menos compromiso adquirido que el Dr. Molina para modificar este rumbo, pero su propia incapacidad lo dejó ver que este su verdadero desafío.- No pasa muchas veces el tren y al Molinismo ya se le pasó. Carece de pensamiento estratégico, de recursos capacitados para tomar el guante y por sobre todas las cosas un fuerte desprecio por el hombre común.- Estas elecciones no modificarán en absoluto este déficit, ni siquiera lo mitigará, no existe aún el proyecto político que debiera ser el vector central, además el peronismo representa un paso atrás, lo armoniza un panorama poco halagüeño.- Es la propia comunidad la que deberá darse para si esa construcción, encontrar emprendedores que no crea que sólo lo suyo vale, que visualicen un liderazgo en la región y a largo plazo, sólo después surgirá un proyecto político que sea la representación de ese nuevo paradigma.- Por eso que este tiempo de elecciones sólo nos presenta una mascarada sobre los desafíos reales de nuestro Distrito, la democracia se eleva con más y mejor democracia, dejar los lugares sin ocupar hace que la clase dirigente no se construya sobre las virtudes sino por los más audaces.- Este no es responsabilidad de quienes movidos en su mayoría por buenas intenciones, cosa que no se pone en duda, pelean genuinamente por mejorar la calidad de vida, pero la despreocupación de quienes pueden y no hacen es lo peor.- Necochea necesita de verdaderos piones del siglo XXI, desde todos y cada unos de la ámbitos, sin exclusiones y con un pensamiento que eleve la discusión por sobre la coyuntura, el desafío es tan grande que no se lo podemos dejar sólo a la política porque es la peor política.-

Comentá la nota