El desafío de incluir a los adolescentes en riesgo

Con el objetivo de disminuir el número de los que están en situación de riesgo, el municipio apuntala el programa "Comodoro Incluye a los Adolescentes", que a través de una tarea minuciosa busca incluirlos en la sociedad con distintos incentivos que los alejen de los peligros a los que hoy se exponen.
El intendente Martín Buzzi se reunió días atrás con un grupo de alrededor de diez operadores comunitarios que trabajan en torno al Programa "Comodoro Incluye a los Adolescentes", promovido por la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia del Municipio con el objetivo de rescatar a la mayor cantidad de jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad, y de brindarles una oportunidad para salir adelante.

En ese marco, el jefe comunal puso en valor el destacado trabajo que llevan adelante en los distintos barrios de la ciudad estos jóvenes, en la búsqueda de quienes conviven a diario con diversos riesgos, tales como las adicciones a las drogas y al alcohol.

Además, les explicó que, por medio de las actividades de inclusión, "van a ir constituyendo un núcleo de jóvenes permanente y otro que va a ser itinerante, hasta que se generen los mecanismos de confianza necesarios como para que el grupo se consolide", y remarcó que se trata de un trabajo lento, cuyos resultados tendrán lugar, "como mínimo, a mediano plazo, y cuyos éxitos deberán medirse de a uno, no de a diez".

De tal modo, Buzzi alentó a los operadores comunitarios para continuar esforzándose en ese sentido. "Sé cómo se trabaja en torno a estas problemáticas y lo esforzado que resulta", manifestó, y detalló que "si bien actualmente algunas problemáticas son más recurrentes, el funcionamiento de la red y los mayores niveles de confianza con otros actores del barrio ayudan a concretar los resultados buscados".

En la misma línea, el intendente recordó lo que ocurría hace quince años atrás, cuando trabajaba en un área de investigación de políticas sociales con un alto nivel de vulnerabilidad. "Sé que este es un trabajo capilar, de militancia y casi religioso. Hay que estudiar detalladamente caso por caso para encontrar mecanismos tendientes a que estos jóvenes puedan recuperar un sistema de vida positiva", reflexionó.

A propósito de esto último, Buzzi consideró fundamental el hecho de contar con estrategias diferentes, de acuerdo con cada barrio en particular, debido a que "en algunos sectores la gente se conoce desde hace muchísimo tiempo y quizá es más fácil trabajar desde el núcleo familiar, y en otros, que son de muy reciente constitución, el 50 por ciento de los vecinos no se conoce, con lo cual la forma de trabajarlo también tiene que ser diferente".

SOLIDARIDAD Y VOCACION DE SERVICIO

"Deben saber que cada joven al que le den la posibilidad de otra opción de vida es un enorme éxito", recalcó el jefe comunal, quien además les reiteró que cuentan con toda la solidaridad y el acompañamiento por parte del Estado.

"Quizá el día de mañana –les dijo a los operadores– decidan no trabajar en esto pero la experiencia les va a servir para ver cómo abordar la realidad social de esta ciudad que tiene una enorme heterogeneidad porque Comodoro, con sus 250 mil habitantes, resume los extremos del mundo contemporáneo".

El Programa "Comodoro Incluye a los Adolescentes" funciona en 22 barrios, con un coordinador cada cinco de ellos. Tiene lugar de 13 a 20, mientras que, dos veces a la semana, varios equipos salen de noche a recorrer las distintas zonas.

El área de Desarrollo Humano y Familia, a través de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, comenzó a trabajar en torno a esta iniciativa en enero pasado, de la mano de diversas capacitaciones destinadas a operadores.

También se llevaron a cabo observaciones, principalmente en el radio céntrico de la ciudad, y luego se distribuyeron equipos para comenzar a detectar grupos de adolescentes en el espacio público y luego seleccionar los territorios a trabajar.

Comentá la nota