Desafiliación masiva al gremio de APEL en el Concejo de Río Grande

El gremio de APEL sufrió una desafiliación masiva en el seno del Concejo Deliberante. Una nota formada por dos delegados de ese gremio pidiendo la remoción de una compañera de diez años de carrera, de un cargo jerárquico de planta, sin consultar e involucrando alos afiliados, motivo que el 50% de los asociados renuncien a su representación. Aseguran que el accionar de los gremialistas tendería s posicionar a uno de los gremialistas en el cargo antes mencionado.
RIO GRANDE.- Se agudizan la novela en el concejo Deliberante en torno a la relación del personal de planta permanente en relación al gremio de APEL. Recordemos que en el transcurso de los primeros días del mes, desde la organización gremial ponían reparos respecto a una compañera de trabajo, con más de diez años de antigüedad en la institución al ser designada en un cargo jerárquico administrativo.

La nota que criticaba el procedimiento y la designación de la propia compañera de trabajo, era firmada por dos delegados gremiales, los Sres. Pablo Barría y Leandro Hernández, representantes del mencionado gremio legislativo.

Lo expuesto por los devenidos gremialistas, generó una dura reacción entre el personal del concejo Deliberante de diferentes áreas, los que el momento de que se generara el conflicto, eran 30 afiliados, produciéndose una desafiliación masiva, con 14 renuncias a la representación gremial de APEL en la institución que cuenta con cerca de 130 empleados. Esto será el caldo de cultivo para que ASOEM asuma la representación de la mayoría de los integrantes de la entidad legislativa.

Una de las renuncias, a las que este medio tuvo acceso explica que la decisión del agente renunciante, es motivad "por la arbitrariedad de los representantes de los trabajadores del Concejo Deliberante, sobre sus representados, en la toma de medidas inconsultas invocando mi representación". Además remarca que el "Sr. Salinas se ha presentado en este cuerpo una nota con el logo del APEL y las formas de los Sres. Barría y Hernández, solicitando la nulidad de un acto administrativo...", invocando normativas legales, que a entender del renunciante carecen de interpretación lógica por parte de los delegados, y agrega que, "sería que el futuro APEL instruya a sus autoridades sobre el marco normativo laboral den cada una de las instituciones que tiene representación, para no quedar sumidos en la ignorancia y el desconocimiento.

Finalmente aclara que la nota formada por Barría y Hernández, "en ningún momento fue consultado en su contenido con los afiliados, como tampoco su presentación, dejando involucrados a quienes no estamos de acuerdo con pedir la nulidad del acto administrativo por el cual se designa a cargo de una Dirección a una copaneca de trabajo que además es afiliada a este gremio y de planta permanente", concluye contundente.

De ese mismo tenor son una importante cantidad de las renuncias, todas en tono de indignación ante el accionar de los representantes de APEL.

Comentá la nota