Desafectaron los fondos mineros para pagar salarios y aprobaron el pliego para el transporte

El oficialismo radical impuso su voluntad y realizó la readecuación. "Lo que pasa es que se quedaron sin plata", ironizó Carlos Mansilla. Por otro lado, el precio del boleto no sufrirá modificaciones durante los primeros seis meses de la nueva concesión.

El Concejo Deliberante aprobó anoche la desafectación de fondos mineros para pagar el aumento a los trabajadores municipales, y el pliego de bases y condiciones para el llamado a la licitación del transporte público de pasajeros.

El oficialismo utilizó la mayoría automática para dar cuenta de las dos iniciativas sin sobresaltos.

Los empresarios del transporte, liderados por el titular camarista Daniel Albanese, presenciaron la sesión, al igual que un grupo de estudiantes universitarios que levantó consignas para que no se reduzcan las frecuencias de los colectivos y por una baja en el precio del boleto.

La cuestión del dinero proveniente de la Tasa a la Actividad Minera fue la que más debate generó entre los bloques. Mientras el radicalismo que responde al intendente Miguel Lunghi defendió esta reasignación, los opositores endilgaron que entra en contradicción con el proyecto de Ley de Paisaje Protegido que actualmente está en el Senado bonaerense.

Además, Carlos Mansilla recordó los pedidos de informes (aún sin contestación) que desde el Concejo le solicitaron al Departamento Ejecutivo por la utilización de lo recaudado por el impuesto minero. La remodelación y nueva puesta en funcionamiento del Hipódromo fue una de las explicaciones que dio el oficialismo, cuando todavía Oscar Maggiori controlaba la Secretaría de Desarrollo Local.

Mansilla también trajo a colación las disputas judiciales de la comuna con las canteras y señaló que "al no haber un destino específico para este dinero (el de la tasa), se transforma simplemente en un impuesto a la actividad minera".

Cabe recordar que la Ordenanza 8200 establece que el 40 por ciento de los fondos que ingresan al Municipio como consecuencia de la actividad canteril serán destinados al control de los yacimientos, mientras que el 60 restante se utilizará para financiar proyectos de reconversión turístico mineros. Este último valor, que representa en la actualidad 1.500.000 mil pesos, es el que se usará para pagar salarios.

"El aumento a los municipales está correcto, pero el Municipio tiene que buscar recursos de otro lado. El dinero para control y reconversión está siendo desafectado. Qué paradoja", marcó el edil de Unión Peronista, en alusión al proyecto de ley que aborda la problemática y está en la Cámara alta provincial, y añadió que "lo que pasa es que se quedaron sin plata".

El frentista Facundo Llano lo respaldó y señaló una "contradicción" del Municipio. "No tendrá un solo peso para afrontar las posibles consecuencias de la nueva norma provincial", dijo.

A continuación, el jefe del bloque radical, Gastón Morando, respondió a Mansilla que "es facultad del Concejo y no tiene nada de ilegal" desafectar fondos; consideró que "si había un lugar bueno para sacar recursos, era éste"; y destacó que "no se toca el 40 por ciento destinado al control".

Para fundamentar la movida, indicó que la comuna no recaudó lo presupuestado en el ejercicio 2009 para hacer frente a las obligaciones.

El precio del

boleto, congelado

Con la aprobación del nuevo pliego de bases y condiciones para el transporte público de pasajeros, el Legislativo estableció, como novedad más saliente, que no se otorgarán aumentos en las tarifas durante los primeros seis meses de licitación.

El llamado estará acorde a la nueva normativa provincial en lo concerniente a la antigüedad de las unidades.

Por otra parte, Mansilla propuso una revisión del artículo 66 (el que establece cómo se fijará el costo del boleto), pero no fue aceptada.

El Ejecutivo espera que la apertura de sobres se realice antes de fin de año, como manifestó en su momento el secretario de Gobierno, Marcos Nicolini.

Como los tiempos apuran, el Concejo deberá dictar una nueva prórroga para las empresas que prestan el servicio en la actualidad.

El vínculo con las firmas que se adjudiquen la concesión será por diez años, aunque contempla la posibilidad de una extensión. *

Comentá la nota