Desactivan plan de contingencia para abastecer de agua a tres localidades

Así lo certificó el administrador general del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento, Julio César Vargas Yegros.
Las importantes lluvias registradas en las últimas semanas en gran parte del territorio provincial, hizo que se desactivara el plan de contingencia diseñado por el gobierno para la captación de agua a ser potabilizada, puntualmente en Palo Santo, Pirané y Villa Dos Trece, dado que los reservorios locales se han recargado.

Así lo certificó el administrador general del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento, Julio César Vargas Yegros, quién recordó en principio que el severo déficit de lluvias que desde hace meses vino afectando gran parte del norte del país también tuvo sus efectos en la provincia, tanto en lo que hace a la demanda de agua potable de la población, como también para los emprendimientos productivos.

De todas maneras significó que “de las 60 localidades en las cuales la provincia presta el servicio de provisión de agua potable, solamente tres de ellas han estado en emergencia desde el punto de vista de la fuente de abastecimiento, es decir de donde proveemos el agua para potabilizar: Pirané, Palo Santo y Villa Dos Trece”.

Aludió a que las restantes 57 comunidades, por un lado y merced al programa “Esmeralda” que a través de perforaciones se obtuvo agua subterránea, y por otra parte a partir del sistema hidrovial de la ruta 28, han podido sostenerse con el servicio hasta la fecha.

“Ahora estamos inclusive más tranquilos porque las aguas del río Pilcomayo ya están sobrepasando la ruta 28, es decir que la fuente base de alimentación ya está nuevamente asegurada este año”, agregó.

Aludió Vargas Yegros que “esto además se fortalece ante las copiosas lluvias que se han venido registrando y que abarcaron las diferentes cuencas de aportes de Palo Santo y Pirané, que ha posibilitado tener prácticamente todas cargadas las represas de esas jurisdicciones, con lo cual hemos desactivado todo el equipo de transporte de agua cruda a través de camiones cisternas”.

Confió finalmente en que se puedan seguir dando nuevas lluvias que hagan una carga al máximo de todos los reservorios, para así tener un escenario más tranquilizador para toda esa zona.

Comentá la nota