Se desaceleró la economía local en todas las ramas de actividad

La industria, la construcción, el comercio y los servicios aumentaron su facturación real pero muy por debajo de lo registrado un año atrás. El crecimiento pasó del 41 por ciento al 16 por ciento.
La ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en la ciu­dad acu­só el im­pac­to de la cri­sis mun­dial en com­bi­na­ción con el fre­no en la co­mer­cia­li­za­ción del sec­tor agro­pe­cua­rio. Si bien los in­di­ca­do­res no mues­tran aún un pro­ce­so re­ce­si­vo, sí se con­fir­mó una fuer­te caí­da en el cre­ci­mien­to.

De acuer­do a un es­tu­dio ofi­cial rea­li­za­do por la Fun­da­ción Río Cuar­to pa­ra el De­sa­rro­llo Lo­cal y Re­gio­nal, el ni­vel de fac­tu­ra­ción al­can­za­do el año pa­sa­do fue de unos 4.030 mi­llo­nes de pe­sos, lo que re­pre­sen­ta un in­cre­men­to del 16% con res­pec­to a 2007. Sin em­bar­go, aquel año se ha­bía lo­gra­do un au­men­to del 41% en re­la­ción a 2006.

“Es­ta­mos cla­ra­men­te an­te un es­ce­na­rio de de­sa­ce­le­ra­ción en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de la ci­udad, aun­que no de re­ce­sión”, re­mar­có el pre­si­den­te de la Fun­da­ción, Hu­go Bres­san.

Lo cier­to es que al cie­rre de 2008, el ni­vel de fac­tu­ra­ción con­jun­ta de la cons­truc­ción, la in­dus­tria, los ser­vi­cios y el co­mer­cio, mues­tran el pun­to más al­to de la úl­ti­ma do­ce­na de años. Sin em­bar­go, en la cons­truc­ción se re­fle­jó la caí­da más brus­ca del cre­ci­mien­to al pa­sar del 45% en 2007 a un ma­gro 5% du­ran­te el año pa­sa­do. Fue la ac­ti­vi­dad más cas­ti­ga­da has­ta aquí por los efec­tos de la cri­sis. Por eso des­de el sec­tor em­pre­sa­rio in­sis­ten en la ne­ce­si­dad de des­tra­bar el con­flic­to agro­pe­cua­rio y de mo­vi­li­zar la obra pú­bli­ca co­mo dos con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra de­vol­ver rit­mo a la cons­truc­ción. El gre­mio, en tan­to, ya es­ti­ma que hay unos 600 obre­ros con pro­ble­mas la­bo­ra­les.

El co­mer­cio, por su par­te, re­gis­tró tam­bién un re­tro­ce­so en su cre­ci­mien­to al pa­sar de 29,38% en 2007 al 16,75% en 2008. En es­te sec­tor aún no se die­ron des­pi­dos sig­ni­fi­ca­ti­vos, sal­vo el ca­so de la tien­da Dar­tex ocu­rri­da en rea­li­dad a co­mien­zos de es­te año. Sí coin­ci­den en se­ña­lar los sec­to­res em­pre­sa­rios nu­clea­dos en la Cá­ma­ra Mer­can­til que las ven­tas ya no cre­cen tan­to co­mo el año pa­sa­do. Aun­que la ac­ti­vi­dad es­tá fuer­te­men­te seg­men­ta­da y los más per­ju­di­ca­dos son aque­llos vin­cu­la­dos con la cons­truc­ción. Pe­ro no es­ca­pan de es­to las tien­das, li­bre­rías, per­fu­me­rías y de­más ru­bros.

Por su par­te, la in­dus­tria pa­só de un cre­ci­mien­to del 35,25% de 2007 al 22,93% del año pa­sa­do. En los úl­ti­mos me­ses, las que sin­tie­ron más el im­pac­to fue­ron las em­pre­sas me­tal­me­cá­ni­cas que fue­ron las úni­cas que se pre­sen­ta­ron en la Se­cre­ta­ría de Tra­ba­jo con un pro­ce­so pre­ven­ti­vo de cri­sis. Hu­bo re­duc­cio­nes ho­ra­rias y al­gu­nas sus­pen­sio­nes, pe­ro en Río Cuar­to no lle­ga­ron aún los des­pi­dos se­gún con­fir­ma­ron ayer des­de la UOM, aun­que sí hay ca­sos en la re­gión.

Por úl­ti­mo, los ser­vi­cios tam­bién tu­vie­ron me­nor cre­ci­mien­to: pa­sa­ron del 37,61% al 22,65%.

Las causas

De es­te mo­do, las ac­ti­vi­da­des mos­tra­ron al­gu­na dis­pa­ri­dad en su com­por­ta­mien­to, sin em­bar­go to­das tu­vie­ron me­nor cre­ci­mien­to que en 2007. Pe­ro el pun­to más ba­jo fue el de la cons­truc­ción que si­gue sin po­der des­pe­gar ni re­cu­pe­rar el fuer­te rit­mo que lo­gró en­tre 2003 y 2007. Se­ma­nas atrás des­de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción ha­bían ase­gu­ra­do que la can­ti­dad de edi­fi­cios en obra era de un ter­cio com­pa­ra­do con 2007. Por eso se es­ti­ma­ba que só­lo que­da­ban en mar­cha unos 90, so­bre un pi­co de ca­si 270.

Por es­to, des­de la Fun­da­ción ex­pli­ca­ron que “en 2008 exis­tió un quie­bre en la evo­lu­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de la ciu­dad. Fue un año mar­ca­do por una se­rie de su­ce­sos que afec­ta­ron en for­ma ne­ga­ti­va a la eco­no­mía lo­cal. Por un la­do, el con­flic­to sus­ci­ta­do en­tre el sec­tor agro­pe­cua­rio y el Go­bier­no na­cio­nal im­pac­tó di­rec­ta­men­te en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de la re­gión. Por otro la­do, nues­tro país no se man­tu­vo al mar­gen de la cri­sis eco­nó­mi­ca in­ter­na­cio­nal. La fal­ta de fi­nan­cia­mien­to, la caí­da del pre­cio de los com­mo­di­ties y la re­trac­ción de la de­man­da mun­dial per­tur­ba­ron la eco­no­mía do­més­ti­ca prin­ci­pal­men­te des­de el ter­cer tri­mes­tre”, in­di­có Bres­san.

Comentá la nota