Se desaceleró aún más en agosto la salida de capitales

La salida de capitales, o en términos más técnicos, la dolarización de activos, se desaceleró en agosto hasta marcar el mes con menor salida de divisas del año. Según datos de la consultora Econviews, que dirige el ex secretario de finanzas, Miguel Kiguel, el mes pasado la comúnmente llamada "fuga" de divisas habría trepado a los 900 millones de dólares, bien por debajo de los 1.600 millones que ¿se estima¿ habrían fugado en julio y mucho menos que los 2.525 millones computados oficialmente en junio.
En el primer semestre del año la fuga alcanzó los 11.000 millones de dólares, completando una salida de 43.171 millones en desde enero de 2007.

La menor salida de dólares que se está observando ahora estaría vinculada a varios factores:

El Gobierno demostró no solo voluntad sino capacidad de pago de la deuda al abonar, el 3 de agosto, el cupón del Boden 2012 por 2.250 millones de dólares.

El Central logró estabilizar el tipo de cambio nominal en torno a $ 3,84/86 pesos mientras que el resto de las monedas de la región se revaluaba frente al dólar. Y en agosto logró recuperar algo de reservas.

El contexto internacional empezó a dar señales cada vez más fuertes de que la crisis económica y financiera empezó a quedar atrás.

Los precios de las materias primas agrícolas, con altibajos, se estabilizan en niveles aceptables. Y se espera un fuerte crecimiento de la cosecha de soja para la campaña 2010.

Algunos atribuyen también el cambio de tendencia a los primeros pasos que está dando el ministro de Economía, Amado Boudou, que apuntan a normalizar la relación con los mercados de capitales y con el Fondo Monetario.

Desde mediados de 2008, la salida de capitales resultó un obstáculo insalvable para la recuperación de la actividad económica.

Comentá la nota