Se derrumbó el mercado ruso para la manzana

La exportación a ese país cayó un 43%. Es uno de los destinos más importantes.

Argelia duplicó las compras de manzanas y los mercados de más alto poder adquisitivo de Europa bajan paulatinamente las compras de fruta del Alto Valle.

Neuquén > En los primeros seis meses de este año se exportaron a Rusia 30.957 toneladas de manzanas menos que en el mismo período del año pasado, cifra que registra una caída estrepitosa de 43,98 por ciento. El derrumbe también arrastró a las ventas de peras que cayeron a ese destino en un 15,58 por ciento.

Las exportaciones de fruta de pepita cayeron un 8,68 por ciento en el primer semestre del año, según las estadísticas de la Terminal de Servicios Portuarios Patagonia Norte, que incluye los embarques por el Puerto San Antonio Este en la provincia de Río Negro y la Terminal de Contenedores Puerto Bahía Blanca en la provincia de Buenos Aires.

De los 41 destinos de la fruta que se cosecha en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, Rusia era el principal desde el año 2000. Algunos especialistas aseguran que el despertar del consumo en este país hizo que se demandara altas cantidades de fruta sin que la calidad –residuos de plaguicidad, infestación con plagas- fuera óbice para fijar precios relativamente atrayentes para los exportadores.

Con el correr de los años el consumidor comenzó a ser más exigente y los organismos de control hicieron lo suyo, y ahora pusieron límites a la cantidad de residuos de plaguicidas que aceptan en los embarques.

De todas formas hay exportadores que aseguran que la caída de este año no es sólo por las restricciones fitosanitarias para lo cual hay un acuerdo con el Gobierno argentino para hacer controles en planta, sino porque el tipo de cambio resultó perdidoso para los vendedores, que prefirieron otros mercados.

En el primer semestre del año pasado se habían exportado 289.580 toneladas de peras por los dos puertos, y este año la cifra cayó a 276.129 toneladas, es decir -4,65 por ciento. En cuanto a manzanas la cifra fue de 157.947 contra 132.523 toneladas, es decir un 16,10 por ciento.

Crece Argelia

Una lectura de los destinos, permite observar que sigue siendo Argelia el mercado que registra un crecimiento sostenido de las compras de fruta de pepita. La venta de manzanas se duplicó. En el 2008 se vendieron 16.746 toneladas de manzanas y este año las ventas treparon a 34.471 toneladas, es decir un crecimiento del 105,81 por ciento.

Las peras no se quedaron atrás, aunque en menor cantidad en cuanto a toneladas, 2.100 a 3.400, registraron un incremento del 58 por ciento.

Mercados que pagan la fruta más cara, como Bélgica, registraron una caída del 30 por ciento en manzanas y del 7,52 en peras. Holanda compró un 5 por ciento más de peras que el año pasado, unas 35 mil toneladas contra 33 mil, pero las manzanas no colmaron las expectativas de los holandeses, ya que compraron un 17,5 por ciento menos de ese fruto en comparación con el año pasado.

Las peras sí les gustan mucho a los italianos que compraron este año un 7 por ciento más en toneladas que el año pasado, 53 mil a 49 mil, y los noruegos que aumentaron un 268,26 por ciento las compras este año, claro que en el 2008 se habían vendido pocas peras, 111 toneladas y este año 409 toneladas.

Rusia, como se dijo, compró este año 39.437 toneladas de manzanas contra las 70.394 que había dejado ingresar a su mercado el año pasado, mientras que en peras adquirió 92.639 toneladas contra las 109.742 del año 2008.

Comentá la nota