Derrota electoral de Hezbollah en el Líbano

Ganaba el oficialismo, con apoyo occidental
BEIRUT.- La coalición pro occidental 14 de Marzo, con mayoría parlamentaria en la actualidad, se perfilaba anoche como la ganadora de los comicios legislativos celebrados en el Líbano, según las primeras estimaciones extraoficiales.

A falta de resultados oficiales, el líder de esa coalición, Saad Hariri, reivindicó la victoria frente a la alianza 8 de Marzo, encabezada por el grupo Hezbollah, apoyado por Siria e Irán.

"Este es un gran día para la historia del Líbano democrático [...] No hay vencedores ni vencidos en estas elecciones, los únicos ganadores son la democracia y el Líbano", dijo un eufórico Hariri ante sus simpatizantes en Beirut.

Según la cadena de televisión Future TV, propiedad de Hariri, su coalición, apoyada por los países occidentales y los gobiernos árabes moderados, habría obtenido 70 de los 128 escaños del Parlamento en disputa, frente a los 58 de Hezbollah.

Por su parte, Hezbollah reconoció haber "perdido" las elecciones, según declaró a Reuters una fuente de esa formación. "Aceptamos el resultado como la voluntad del pueblo", agregó.

En cualquier caso, la victoria de la coalición 14 de Marzo habría sido por un estrecho margen, según reconocieron fuentes de ambas coaliciones.

Si los datos oficiales confirman hoy el triunfo de la coalición pro occidental, el resultado sería interpretado como un revés para Siria e Irán y un impulso a la política de Estados Unidos, Arabia Saudita y Egipto, que apoyan a Saad Hariri.

Los libaneses acudieron ayer a votar de forma masiva, y la participación superó el 54 por ciento, la tasa más alta en los últimos 20 años. En el Líbano, con cientos de miles de exiliados, no existe el voto por correo, por lo que muchos electores tuvieron que viajar a su país para ejercer su derecho al voto.

Las elecciones legislativas de ayer, que transcurrieron sin incidentes graves, renovarán un Parlamento compuesto por 64 diputados cristianos y otros 64 musulmanes.

Comentá la nota