La derrota adelantó la interna en el Frente Cívico y Social

El intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, aseguró que la elección del pasado domingo fue muy pareja y demuestra que hay una paridad política en la provincia. No descartó una eventual candidatura a gobernador.
El intendente de Rosario, Miguel Lifschitz habló con LT9 luego de la derrota del Rubén Giustiniani en la provincia, pero el triunfo en el sur provincial

"Fue una gran elección en la provincia de Santa Fe. Punto mas o menos a todos nos hubiera gustado ganar, pero si no se dio la elección fue muy pareja. Un mes y medio atrás, estábamos 10 puntos atrás en las encuestas y eso se pudo remontar. El resultado muestra que hay una paridad de fuerzas", señaló el intendente de Rosario

"Es un momento para ser muy prudentes. Hay una gran demanda de la sociedad, tanto en la Argentina en general como en nuestra provincia, de que los dirigentes políticos mas allá de la disputa electoral estemos atentos a los problemas de las ciudades, de la provincia y muy encima de los temas de3 la agenda pública que las elecciones han dejado relegado", aseguró Lifschtiz.

Acerca de la posibilidad de que en 2011 el socialismo presente un candidato en las elecciones presidenciales, el intendente rosarino remarcó: "el 2011 va a ser una gran oportunidad para que el Partido Socialista siga creciendo, no se hasta donde. Vamos a seguir teniendo posibilidad de seguir peleando espacios en la provincia de Santa Fe. Va a haber oportunidades para que muchos hombres y mujeres ocupen lugares de responsabilidad. Habrá que ver cual va a ser la tarea y el lugar de cada uno".

Comentá la nota