Derrames de petróleo y daño celular en organismos marinos

El Instituto de Desarrollo Costero de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco que viene trabajando intensamente en temas vinculados al mar ha realizado trabajos de investigación relacionados al monitoreo y estado de la fauna intermareal, en particular de las poblaciones de mejillones, luego del derrame de petróleo ocurrido en la zona de Caleta Córdova en diciembre de 2007.
Así se logró desarrollar una técnica para detectar el daño que está ocurriendo en los animales y su eventual recuperación, a medida que el contaminante disminuye su concentración, basado en anormalidades en el ADN.

A dos años del derrame

Luego de dos años de ocurrido el derrame de petróleo en Caleta Córdova el Instituto ha logrado evaluar la recuperación de los mejillones y estandarizar una técnica de monitoreo de la calidad del agua utilizando estos organismos como especie indicadora.

Es importante destacar que los resultados sólo se refieren a la recuperación de los mejillones sobrevivientes al derrame y no la reparación del daño que sufrieran las comunidades asentadas en la restinga, las cuales probablemente requieran de bastante más tiempo para volver a su condición original.

Control de organismos

Una de las más importantes características de la técnica es la capacidad de detectar cambios a nivel celular / molecular tempranamente permitiendo anticipar los potenciales cambios que ocurrirán en la población de mejillones mientras éstas permanezcan bajo determinadas condiciones ambientales.

En tal sentido el trabajo llevado a cabo en Caleta Córdova permitió evaluar el daño causado en el mejillón ya que fue posible comparar el recuento de anormalidades en el ADN (núcleo de las células) con datos previos al derrame, tomados en el mismo sitio en setiembre de 2007 como parte de un amplio trabajo de investigación sobre evaluación de contaminación bacteriológica y por metales pesados que el Instituto de Desarrollo Costero llevó a cabo en el marco de un proyecto financiado por el GEF y referido a las potencialidades de la acuicultura costera en Chubut.

Las anormalidades detectadas como micronúcleos (MN), tienen relación con los metales pesados y con los hidrocarburos policíclicos aromáticos crudos y refinados, de manera que la aplicación del test de MN, resulta ser una herramienta de bajo costo, altamente repetible y de fácil aplicabilidad que permite detectar sustancias contaminantes presentes en el agua.

Planes de contingencia

Por otro lado desde el Instituto se está trabajando también en el desarrollo de modelos dinámicos de plumas contaminantes en el agua, tomando como base de partida las manchas de derrame de petróleo de diciembre de 2007 y noviembre de 2008.

El objetivo final de estos trabajos, aún en elaboración, es construir modelos dinámicos en retrospectiva (reconstrucciones del movimiento de la mancha de hidrocarburos), a partir de datos obtenidos de registros con posterioridad a la ocurrencia de los derrames (corrientes, vientos, mareas, punto de contacto con tierra, características del hidrocarburo derramado).

Esta información volcada en los modelos dinámicos permitirá contar a futuro con una herramienta de consulta que permita predecir la dirección velocidad y punto de contacto en tierra de la mancha de hidrocarburos inmediatamente después de ocurrido el vertido, permitiendo de esta manera la actuación rápida de empresas responsables del derrame e instituciones Municipales, provinciales y nacionales, para la puesta en marcha de los planes de contingencia correspondientes, con el fin de minimizar al máximo el impacto negativo.

Comentá la nota