Derrame: Se habría producido por una mala maniobra

El último derrame de petróleo que afectó la costa de Caleta Córdova se habría producido por una mala maniobra del remolcador de la empresa Nate. La investigación judicial deberá establecer el motivo por el cual se aflojó el amarre que debía sujetar al buque Genman Spyridon y si el corte de la manguera se produjo por la fricción del carguero contra la monoboya o por el tirón que efectuó el remolcador para retornarlo a su posición.
A través de las declaraciones que se le tomaron en el Juzgado Federal a toda la tripulación del buque Genman Spyridon, procedente de las islas Marshall, surgió cómo fue la mecánica del episodio.

A través de esos testimonios la Justicia habría establecido ya que el remolcador de la empresa Nate aflojó el amarre y cuando esto se advirtió se volvió a sujetar para retornarlo a la posición en la que se encontraba.

Esa maniobra hizo que el carguero realice un roce contra la monoboya, se cortó la manguera por donde se transporta el petróleo y se habría producido el derrame en el mar.

La investigación, en tanto, deberá establecer si finalmente el corte se produjo por la fricción del barco contra la monoboya o por el tirón que se efectuó para volver a posicionarlo.

De todas maneras lo que habría quedado claro es que por una mala maniobra del remolcador se habría producido el derrame en cuestión.

A todo esto las fuentes judiciales consultadas por Diario Patagónico reiteraron que se mandaron a realizar varias pericias, entre ellas los amarres, las mangueras y las de las válvulas de corte que van ubicadas a una distancia de tres metros entre sí a lo largo de la manguera por donde circula el hidrocarburo durante la carga.

Esas válvulas serán inspeccionadas en Bahía Blanca por parte de la empresa que las fabricó, indicaron las fuentes.

Tal como informó oportunamente este medio, la monoboya está operando y se confirmó que ayer el buque de las Islas Marshall se encontraba completando su carga de petróleo para continuar su viaje a Chile, como lo tenía previsto.

También se informó que antes de que ocurriera el episodio el buque había interrumpido la carga por cuestiones de seguridad y luego ocurrió lo del remolcador.

La causa no tiene procesados por el momento y la investigación se lleva a cabo en los términos de las Ley 24.051 de residuos peligrosos.

Comentá la nota