DERIVACIONES DE LA MUERTE DEL EMPRESARIO Y DE LA FALTA DE FONDOS Ley de medios: sugestivo cambio de voto de una senadora correntina

Estaba en contra pero Colombi, el gobernador, le pidió que votara a favor.
La Ley de Medios tendrá un voto más: el derrotado gobernador de Corrientes, Arturo Colombi -hasta hace poco cercano al vicepresidente Julio Cobos-, instruyó a su senadora nacional Dora "Anahí" Sánchez para que se sume al kirchnerismo y la apruebe "en general y en particular". Ella anunció que le obedecerá.

La primera información al respecto se conoció a través de un cable de la agencia oficial Télam, a las 22.16 de la noche del martes. Ese día el gobernador Colombi había llegado a Buenos Aires en un avión de la gobernación. Viajaban solo él y el piloto. De aeroparque fue a la Casa Rosada. Habría recorrido varios despachos, entre ellos el del ministro del Interior Florencio Randazzo. También se habla de una reunión con Néstor Kirchner.

Colombi es el gobernador que este domingo perdió el balotaje contra su primo Ricardo, en elecciones marcadas por el misterio de la muerte del empresario Hernán González Moreno cercano al gobierno 48 horas antes. Las investigaciones apuntan a la hipótesis de un crimen político: hoy declaran el jefe de la custodia personal de Arturo y el director de Información Pública (ver página 11), quienes estuvieron entre los primeros en encontrar al muerto a las 4 de la mañana y hablaron de "suicidio".

El pedido del gobernador sobre la ley es la única certeza sobre el repentino cambio de actitud de la senadora. Sobre las razones del acuerdo con el Gobierno hay dos hipótesis: una, que Arturo viajó a Buenos Aires en busca de auxilio financiero, porque después de la elecciones se quedó sin fondos y no le alcanza para pagar los sueldos. Habría conseguido 100 millones de pesos.

La segunda hipótesis es más inquietante. Se relaciona con los problemas judiciales que el gobernador deberá enfrentar. Habría pedido "protección" oficial a cambio del voto de su senadora, dicen los opositores.

El problema económico fue, al menos, lo que reconoció frente a Cobos la senadora Sánchez, cuyo nombre es Dora pero todos la conocen por su apodo (Anahí), cuando le anunció su repentino cambio de postura:

-Me lo pide el gobernador. Necesitamos estar bien con la Nación, tenemos que llegar a fin de mes- se sinceró.

-Bueno, sos senadora. Hacé lo que quieras. Cada uno asume sus responsabilidades- le contestó el vicepresidente, visiblemente molesto.

Fuentes del Senado indicaron que "las relaciones con Arturo están definitivamente cortadas". Cobos había apoyado al gobernador en la primera vuelta electoral, el 13 de septiembre, cuando perdió contra su primo opositor. Pero para el balotaje -que también perdió- se declaró "prescindente".

Los senadores de la UCR la buscaron ayer, pero al único que Sánchez le atendió el teléfono fue a Pablo Verani, ex gobernador de Río Negro, con quien compartió un bloque de dos "radicales K". Verani le confirmó a los radicales que el argumento fue el mismo: "Dijo que se lo pide el gobernador".

En Corrientes, dos funcionarios del gobierno le confirmaron a Clarín que, tras elecciones, la provincia se quedó sin fondos para los sueldos. "Pero también pide protección", agregó con suspicacia un hombre de la Justicia correntina. Es que en la provincia se vive un clima enrarecido por la muerte del empresario. Hay otras causas en la que Arturo está involucrado: lo acusan de usar el avión de la provincia para pasar vacaciones con su familia, y porque privatizó por decreto el gerenciamiento de la empresa de aguas, donde ya hay cuatro procesados.

Comentá la nota