La depresión de "Lilita" Carrió de cara a la cita electoral.

Está triste por la muerte de Alfonsín y porque cree que las elecciones anticipadas la perjudican. Pascuas con amigos y el factor Michetti.
"Traten de no molestarme en estos días", les dijo Elisa Carrió a sus íntimos tras la muerte de Raúl Alfonsín. "No estoy pasando por un buen momento", se sinceró. La misma respuesta recibieron varios dirigentes radicales y diputados de la Coalición Cívica (CC) que intentaron comunicarse con ella.

¿Qué le pasa a Carrió? "Lilita está deprimida", asegura un hombre fuerte del radicalismo que habla seguido con ella. En el entorno de Carrió aseguran que la muerte de Raúl Alfonsín la terminó de derrumbar. De hecho, el sábado 4 sus voceros distribuyeron un comunicado de prensa donde dejaban en claro el dolor de Lilita.

"Es preciso insistir en que Elisa Carrió vive en serio el duelo de Raúl Alfonsín", explicaba el comunicado. Pero no sólo la muerte del ya mítico líder de la UCR la tiene mal. En la intimidad siente que fue la más perjudicada por el adelantamiento de las elecciones, la angustia la pelea con su amiga Gabriela Michetti y se preocupa porque su candidato en la ciudad, Alfonso Prat Gay, no logra despegar en las encuestas.

Comentá la nota