Depetri anunció que la Presidenta les dará a los canales de aire la transmisión del fútbol

Lo hizo durante la Jornada de Diálogo con la Militancia, que organizó el Instituto Regional de Estudio y Gestión. Aunque hubo una férrea defensa al Gobierno nacional, también existió la autocrítica entre los panelistas y militantes alineados con el kirchnerismo.

El anuncio despertó el aplauso de los doscientos presentes que participaron de la Jornada de Diálogo con la Militancia, que organizó el Instituto Regional de Estudio y Gestión. El diputado nacional Edgardo Depetri reveló en Tandil que, mediante un decreto de necesidad y urgencia, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner les otorgará a los canales de aire la transmisión de los partidos de primera división del fútbol argentino.

El legislador perteneciente al Frente Transversal fundamentó sus dichos en los contactos que mantuvo con funcionarios de la Presidencia de la Nación y el interventor del Comité Nacional de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto.

La jefa de Estado firmaría el decreto al regresar de su viaje por Ecuador y Venezuela, a mediados de esta semana, que luego pasaría a la Cámara de Diputados del Congreso Nacional.

Del encuentro del viernes, que se desarrolló en el Salón de los Espejos del Centro Cultural Universitario, participaron los concejales Facundo Llano y Adriana Calvar, el concejal electo y ex intendente de Tandil, Gino Pizzorno; los ex ediles Juan Carlos Giménez, Corina Alexander y Hugo Gilabert; militantes del Movimiento Evita, La Cámpora y Primero Tandil; agrupaciones estudiantiles y dirigentes obreros.

También integraron el panel Federico Martelli, del Movimiento de Unidad Popular; Enrique Bugatti, referente político de Las Flores; y José Rubén Sentís, por la entidad organizadora, el Instituto Regional de Estudio y Gestión.

Depetri, la figura central del encuentro, señaló durante un pasaje que "lo que quiere el poder es que este Gobierno haga el ajuste y lleve el dólar a 5 pesos, baje las retenciones a la soja, paralice la obra pública, las cloacas, el agua potable, la construcción de viviendas, pare los desarrollos sociales urbanos, no convoque a paritarias para discutir los salarios y que el Estado no avance interviniendo en el mercado".

En una férrea defensa de la gestión Kirchner, añadió que "el poder golpea, trata de condicionar al Gobierno, y la oposición plantea que hagamos nosotros el ajuste, porque dicen que Néstor y Cristina no van más y en 2011 vienen ellos a gobernar".

"Los que han sido derrotados tienen que hacer el ajuste en estos dos años que quedan y pagar el costo político, para que ellos vayan a la disputa electoral teniendo resuelto el debate en la sociedad. Ese es el planteo del poder, pero nosotros decimos que el escenario electoral del 28 de junio no altera nuestras convicciones y nuestro proyecto de construir una patria para todos", cerró.

"Fuerte

autocrítica"

El referente del el Instituto Regional de Estudio y Gestión, José Rubén Sentís, mostró "satisfacción" por la realización del encuentro y desarrolló los principales tópicos de debate.

A pesar de las palabras de Depetri, Sentís sostuvo a este Diario que "hubo un tono autocrítico muy fuerte, muy duro, por parte de los panelistas y de los militantes que apoyan al Gobierno nacional. Si se perdió, es porque algunas cosas se han hecho mal".

-¿Observaron las causas de la derrota en el campo, la inseguridad y la comunicación, como advirtió la Presidenta?

-El tema inseguridad no surgió en el debate. Sí se hizo un balance de la gestión del Gobierno. En principio, los aciertos despertaron a los dueños del poder real, a la concentración económica, que ahora ofrecen una resistencia que hasta 2007 no existía. A medida que se profundizó un proceso de cambio, hubo nuevos actores desde la oposición, muy fuertes, que jugaron a partir del conflicto del campo.

-Sin embargo, reconoce que los errores son los que provocaron la consolidación de esa resistencia.

-Por supuesto.

-¿Qué falta, entonces, para que pueda avanzar una transformación?

-Bueno, se habló del funcionamiento del Estado. Se observa que no acompaña los procesos, tanto de este Gobierno como de cualquiera que busque transformar. Y se habla del Estado en todos sus niveles, nacional, provincial y local. Este es un pensamiento propio del Instituto. Es más, el próximo encuentro será uno de los ejes de debate una profunda reforma del Estado. Hasta que la decisión de un presidente se lleva a la práctica, pueden pasar meses. Se necesita una reestructuración completa para la rapidez y la eficiencia del caso. Las estructuras no están adaptadas al ritmo vertiginoso de la vida de hoy. *

Comentá la nota