Ya son dos los departamentos que pavimentan con adoquines

Ya son dos los departamentos que pavimentan con adoquines
Cemento, arena, grancilla, agua y una máquina no muy sofisticada. Esos son los únicos elementos que se necesitan en el nuevo sistema para pavimentar calles.
Cemento, arena, grancilla, agua y una máquina no muy sofisticada. Esos son los únicos elementos que se necesitan en el nuevo sistema para pavimentar calles que ya se impuso en San Martín y en Calingasta. Y, aunque la técnica no es moderna sino de la época colonial, sí lo es su utilización actual en la provincia. Se trata de la pavimentación con adoquines. En uno de los departamentos ya están por inaugurar la primera calle con estos bloques, y en el otro están a punto de empezar a fabricar esas piezas con el mismo objetivo.

En comparación con el asfalto tradicional, según ambos municipios, las ventajas de esta técnica son varias. Por un lado, al tener un espesor de 10 centímetros es mucho más resistente y durable. Además, es posible desmontarlo pieza por pieza en el caso de que haya que hacer algún arreglo de cañerías o de otro tipo y luego volver a colocarlo sin romper el pavimento. Por otro lado, este tipo de calzada obliga a los automovilistas a reducir la velocidad porque su superficie no es plana y, así evitar accidentes de tránsito. Tiene un desgaste muy lento. A lo que se suma que es posible colocarlo en época de invierno, ya que no necesita el calor del sol para fraguar como ocurre con el asfalto.

La técnica consiste en nivelar primero la calle a pavimentar, compactarla y luego comenzar a colocar a mano uno por uno los adoquines. Estos tienen una forma serpenteada que permite trabarlos unos con otros sin necesidad de usar ningún otro material. Aunque se puede poner entre ellos arena fina o cemento para hacerlo más compacto y resistente el pavimento. Esto último es lo pretenden hacer en Tamberías, Calingasta, en la calle Maipú, ya que es una arteria constantemente afectada por las crecidas.

Antes de este trabajo de colocación, hay que fabricar los adoquines. Para ello, los trabajadores hacen la mezcla compuesta por cemento, arena, grancilla y agua, y la colocan en los moldes de las máquinas. Esa tarea se está haciendo en ambos departamentos por medio de cooperativas formadas con trabajadores desocupados. En el caso de Calingasta, es una cooperativa de 16 personas la beneficiada, y en San Martín son tres (de 16 personas cada una).

Así, la Municipalidad de San Martín informó que ya está terminada la primera arteria de la provincia pavimentada en bloques intertrabados producidos en el departamento. Es la avenida Ceferino Namuncurá, ubicada en el complejo turístico que lleva el mismo nombre. La obra tiene 435 metros de largo y dos carriles de casi 5 metros de ancho. En el medio construyeron un bulevar en sobrenivel, decorado con maceteros e iluminado con 47 farolas. Además de esta avenida, ya se está pavimentando con el mismo sistema la calle Luis Bustos, de Pie de Palo, y luego comenzarán con las arterias internas del Barrio Independencia.

En Calingasta, el secretario de Obras, Manuel Pandolfini, dijo que ya están haciendo el trabajo de nivelado, cordones y cunetas en la calle Maipú, de Tamberías, y están a punto de colocar los adoquines. Será una obra de 900 metros y también se hará tipo avenida, con dos carriles y un bulevar divisorio adornado.

Comentá la nota