El departamento de pesca inspeccionó varios frentes

A raíz de denuncias de vecinos, el organismo municipal realizó diversos operativos, en las últimas dos semanas, con diversas infracciones sancionadas.
Toneladas de pescado decomisado, infracciones, actas de constatación y clausuras preventivas, fue el saldo de distintos procedimientos y tareas de inteligencia efectuados por el Departamento Pesca de la Delegación Municipal Puerto, en las últimas dos semanas.

A raíz de distintas denuncias por parte de vecinos y sociedades de fomento de la zona, el organismo de contralor realizó fiscalizaciones en distintos frentes que tuvieron por objeto la detección, dentro del cordón productivo del puerto marplatense, de ilícitos en la elaboración y procesamiento de pescado o bien, de falencias del tipo funcional tanto como estructural con potencial perjuicio sobre los vecinos de los establecimientos.

En el marco de los procedimientos, se decomisaron alrededor de 2000 kilos de filete de merluza procesado, que además de no contar con ningún control sanitario, se trataba de pescado elaborado en instalaciones de una antigua planta frigorífica, semiabandonada y en extremo precaria, ubicada en Vértiz 4434.

Según se informó, esta planta cortaba pescado "en horarios que diferían permanentemente buscando mantener oculto su accionar". No obstante, tareas de inteligencia previa por parte de los agentes municipales derivaron en un procedimiento con resultados positivos.

Al respecto, el jefe del departamento Pesca, Roberto Gianatiempo, subrayó que "el punto más destacable en este caso fue que logramos evitar que un producto sin control alguno llegue a la mesa de los consumidores". Esta mercadería fue desnaturalizada con la anuencia del tenedor. Mientras que el lugar, no sólo fue clausurado sino que además ya no podrá volver a funcionar, debido a que no tiene ningún trámite de habilitación presentado.

Durante los operativos, hubo establecimientos que no presentaron ante los agentes su documentación habilitante para la elaboración pesquera, y otros que contaban con documentación incompleta. En estas circunstancias se encontró a las plantas ubicadas en Guanahani al 4300 y en Juramento al 1100, (actas de constatación Nº 465.171 y 465.173, respectivamente). En ambos casos, se procedió a la clausura transitoria y preventiva, en tanto las actuaciones fueron puestas a disposición del juez de Faltas municipal. Ninguna deberá desarrollar actividades comerciales hasta tanto se resuelva su situación en el Juzgado.

Comentá la nota