El Departamento Judicial Mar del Plata reclama por más cantidad de fiscales

En Mar del Plata hacen falta más fiscales * Días atrás la procuradora general de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, María del Carmen Falbo, reconoció el problema
Un cuadro comparativo entre los departamentos judiciales de Mar del Plata y los de las localidades con más conflictos del Conurbano revela que a un número similar de causas tramitadas, aquí existen menos fiscales, e incluso que en ciudades con inferior nivel de litigiosidad.

Pero lo peor del caso es que la Ley 13.992 que en lo inmediato incrementará el número de vacantes para este cargo del Ministerio Público, no contempla a Mar del Plata. Y como ejemplo del desequilibrio en esta materia, se puede señalar que al Departamento Judicial de San Martín, que tiene 57 fiscales contra 29 del departamento judicial local, a partir de la aplicación de esta normativa, tendrá dos más. Mientras, La Matanza, con 30 fiscales, recibirá un aporte de otros cuatro. Y Quilmes, que tiene 37, pasará a contar con 40.

Este fenómeno consta de un aspecto cualitativo que escapa al simple análisis de estos guarismos. Tiene que ver con la ampliación de la competencia y las actividades del Ministerio Público, como la Flagrancia, las unidades descentralizadas; la desfederalización de la droga y la reciente creación de los fiscales del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil.

A ello hay que sumar otra cuestión como es la renuncia de fiscales, que en su mayoría pasaron a ser jueces o se desempeñan en otro organismo u organización.

Es decir que la sumatoria de nuevas incumbencias y la renuncia por diversos motivos de un importante número de fiscales, redujo a lo mínimo de operatividad al Ministerio Público, y a pesar de ello, no hay ningún proyecto desde el gobierno provincial para paliar la situación agregando vacantes.

El fiscal general se lo planteó

a la procuradora de la Corte

Esta situación le fue planteada durante una conferencia de prensa, en su reciente visita a Mar del Plata, a la procuradora general de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, María del Carmen Falbo.

En la oportunidad, la funcionaria dio cuenta de que el tema se lo había expuesto con la gravedad del caso el fiscal general de Cámaras, Fabián Fernández Garello. El reclamo es que, al menos, y mientras no se creen nuevos cargos, se cubran las cuatro vacantes que quedaron, tras el alejamiento de sus titulares. Ella calificó la iniciativa diciendo que se había hecho "con toda justicia y razón", pero que satisfacer esta demanda requiere de "un trámite que lleva su tiempo".

Lo cierto es que el alto nivel de causas, que ingresan al Fuero Penal y al de Responsabilidad Penal Juvenil, necesitan imperiosamente de la labor de un fiscal para realizar las consiguientes investigaciones que viabilicen los casos.

Sin este agente fundamental en número y calidad suficiente no se puede pensar en el correcto esclarecimiento de los hechos delictivos con la condena de sus culpables, como es clamor de la ciudadanía. Tampoco sin el número suficiente de recursos humanos en el Ministerio Público se puede encontrar eficiencia en la pesquisa, en la consecución de las pruebas y en la demostración de la certeza de las imputaciones.

Números y datos

* Según datos que obran en la Suprema Corte, y que pueden ser consultados por internet, en 2007 -que es el último año procesado y registrado- ingresaron a los juzgados de garantías de Mar del Plata casi 5.750 causas; contra 6.650 de Quilmes; 6.200 de San Martín y 4.760 de La Matanza. Y en el mismo período pasaron por los tribunales orales locales 963, mientras que hubo 1.607 en Quilmes; 1.415 en San Martín y 1.069 en La Matanza.

* A pesar de estas diferencias mínimas que, en Mar del Plata, tienen su explicación en la reducción de causas que iban a juicio, por la implementación en 2005 del sistema de la Flagrancia, de todos estos departamentos judiciales, el local es el único al que no se le sumarán fiscales. Quilmes tendrá 3 más (40); San Martín, 2 (59) y La Matanza, 4 (34).

* Un ejemplo del escaso número de fiscales con que se trabaja es que hay un solo fiscal, que es el doctor Rodolfo Moure, que por el sistema de descentralización, tiene a su cargo las localidades de Balcarce, Miramar y Coronel Vidal.

* En cuanto al ingreso de causas penales, en 2007 fue de 21.220, y en 2008, creció a 25.379 (4.159 más). Con respecto al número de personas aprehendidas atendidas por los fiscales, en 2007 fueron 1.987 y en 2008, 2.418.

* Al entrar en vigencia, la Ley de Desfederalización de la Droga, se constituyó una fiscalía con personal que se derivó de otras dependencias del Ministerio Público, reduciendo así su número en éstas, pero no la cantidad de causas en tramitación.

Comentá la nota