La ONU denunció a Hamas por robo.

La ONU denunció a Hamas por robo.
Con mucho enojo, la organización internacional cortó los envíos de alimentos y mantas hasta que Hamas “no dé garantías creíbles de que cesarán de robar”. Dos veces en una semana se desviaron cargamentos.
La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (Unrwa) anunció el viernes la suspensión de sus envíos de ayuda a la Franja de Gaza después de que cientos de toneladas de alimentos fueran confiscadas por el movimiento islamista Hamas, que habló de un “error”. Hamas, que controla Gaza desde junio de 2007, indicó además que la ayuda será devuelta a la Unrwa.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, exigió a Hamas que devuelva la ayuda de la Unrwa, según declaraciones de su portavoz, Michele Montas, realizadas en Nueva York. Según Montas, Ban también exigió a Hamas “que se abstenga de toda injerencia en el abastecimiento y la distribución de la asistencia humanitaria en Gaza”.

Según un comunicado de la Unrwa, “durante la noche del 5 de febrero, la carga de diez camiones con 200 toneladas de harina y arroz fueron llevados a la parte palestina del punto de paso de Kerem Shalon (entre Israel y Gaza). Habían sido importadas de Egipto para ser recuperadas por la Unrwa el viernes”. En cambio, “fueron cargadas en camiones del Ministerio de Asuntos Sociales” de Hamas, cuyas relaciones con la ONU son tensas por otro incidente ocurrido a principios de semana.

La Unrwa especificó en su nota que la suspensión se mantendrá hasta que su ayuda “no sea devuelta y que el gobierno de Hamas no dé garantías creíbles de que esos robos no se repetirán”. Tras la declaración de Hamas, el portavoz de la Unrwa, Chris Gunness, insistió en que “mientras esas dos condiciones no se cumplan, la suspensión de las importaciones seguirá en vigor”.

“El ministro de Asuntos Sociales (Ahmed Al-Kurd) dio instrucciones para investigar sobre lo sucedido. Toda ayuda perteneciente a la Unrwa debe ser devuelta”, indicó Hamas en un comunicado. Según las explicaciones dadas por un portavoz de los islamistas, Fawzi Barhum, “la ayuda fue cargada por error en el punto de paso porque no había ningún representante del gobierno. Los conductores no sabían qué era de la Unrwa y qué del gobierno” de Hamas.

Barhum acusó a la Unrwa de realizar “falsas acusaciones” y pidió revisar “inmediatamente” su decisión de suspender sus importaciones. Según la Unrwa, se trata del segundo incidente en tres días. “El 3 de febrero, 3500 mantas y más de 400 paquetes de alimentos fueron confiscados por hombres armados en un centro de distribución en el campo de Chati”, en Gaza, precisó la institución.

El miércoles, el responsable de asuntos humanitarios de la ONU, John Holmes, afirmó que Naciones Unidas no puede “aceptar bajo ninguna circunstancia el desvío de la ayuda”. Holmes advirtió que un acto semejante comprometería el suministro de asistencia en un momento en que la ONU y sus socios hacen todo lo posible para cubrir las necesidades elementales del millón y medio de palestinos que viven en Gaza en míseras condiciones, agravadas tras la ofensiva israelí de enero.

Al-Kurd confirmó implícitamente la confiscación del 3 de febrero afirmando que esa ayuda debería ser distribuida a una parte más amplia de la población de Gaza y no sólo a aquellos con status de refugiado y que se benefician de la asistencia de la Unrwa.

El gobierno de Hamas “es el primer responsable de la distribución y supervisión de la ayuda de forma justa. (...) Rechazamos toda distinción discriminatoria”, aseguró.

Comentá la nota