La CCC denunció clintelismo en Acción Social de la Provincia

Se movilizaron en el marco de una jornada nacional. Rechazaron los intentos de bajar la edad de imputabilidad y piden soluciones para enfrentar la emergencia social. Denunciaron que Acción Social "baja planes a organizaciones adictas".
La Juventud de la Corriente Clasista y Combativa (JCCC) se movilizó este viernes a la Municipalidad de Paraná y luego al Ministerio de Salud y Acción Social, en el marco de una jornada nacional en la que expresaron su preocupación por el crecimiento de los índices de pobreza y desocupación y reclamaron soluciones concretas para hacer frente a la emergencia social.

“El objetivo es poder instalar una problemática que es dramática a esta altura y que tiene que ver con el crecimiento enorme de los índices de pobreza y de desocupación, más aún pensando los miles de despidos que se están dando hoy en la industria. Si a eso se le suma la creciente delincuencia, la creciente desocupación, millones que viven con un plan de 150 pesos y un bolsón alimentario, la situación es desesperante”, señaló a INFORME DIGITAL el dirigente de la JCCC Gustavo Rafael.

Otro de los ejes de la jornada fue la forma en que se encara la crisis desde las diferentes áreas gubernamentales: “lo que más preocupa es que, frente a esta situación de emergencia social, las medidas que proponen los gobiernos es bajar la edad de imputabilidad para poder meter presos a pibes de 14 años. Si uno mira las cárceles del país se termina dando cuenta que el 90 por ciento de la población carcelaria son jóvenes. Entonces el problema tiene otro trasfondo”.

En este sentido, Rafael afirmó que “la única forma” de resolver este problema de emergencia social tiene que ver con “un plan masivo de empleo, de capacitación laboral, de programas de acceso masivo al deporte, la cultura y la recreación y desde ya una política activa para enfrentar la drogadicción que campea libre y soberana con zonas liberadas en los barrios de todo el país”.

En este sentido el joven dirigente mencionó la reciente creación de la Secretaría (nacional) de lucha contra las adicciones y recordó que en 2006 el gobierno provincial lanzó el primer Programa de prevención de las adicciones, que cae en 2007 “porque nunca le destinaron un peso de presupuesto. Era una línea de atención telefónica que atendían dos compañeros con un plan”, y mostró poco optimismo respecto del nuevo organismo: “ahora crean esta secretaría y ayer decía el presidente del Sedronar que estamos perdiendo la lucha contra la droga: habría que tomar medidas para poder enfrentar la droga; la pelea la están perdiendo porque no la empezaron”.

Denuncian planes dirigidos a organizaciones K

La jornada de reclamo de la JCCC concluyó en la sede del ministerio dirigido por Giano. Allí plantearon la posibilidad de que les otorguen becas de capacitación para la industria frigorífica, que es un curso que ya comenzó. El pedido se basa en que “nos encontramos con el problema de que los pibes que empiezan a capacitarse y no tienen siquiera una beca, sale una changa y dejan la capacitación”, sostuvo el dirigente.

Hubo una acusación hacia el titular del Área “que sabemos bien que vía Acción Social se bajan planes sociales de forma indiscriminada hacia las organizaciones que son adictas al gobierno y a las organizaciones como la CCC y su juventud que son opositoras a la políticas de este gobierno no les dan absolutamente nada. Posibilidades de emisión de nuevos planes sociales existen y de aumento también”.

Los reclamos al municipio

En la Municipalidad de Paraná, la JCCC fue recibida por funcionarios “que nos plantearon la posibilidad de dar respuestas a algunas cuestiones puntuales. Nuestro petitorio es concreto: camisetas de fútbol, pelotas, redes, microemprendimientos productivos, murgas, telas para los trajes, ayuda navideña, bonos para la garrafa social, desde el punto de vista de la emergencia”.

Por otra parte, en lo laboral le propusieron a la Comuna la posibilidad de incorporar cupos de jóvenes que tienen planes de 150 pesos, elevar su monto llevándolos “a 540 o 600 pesos por contrato, para contraprestar con tareas de mantenimiento de los espacios públicos, obras públicas. No queremos los planes para no trabajar; los queremos para capacitarnos y para poder tener trabajo genuino. Nos dijeron que nos iban a dar respuesta y nos dieron una reunión para la semana que viene”.

Rafael comparó la realidad de los jóvenes con planes sociales con el reciente aumento salarial del intendente José Carlos Halle señaló que “hay una incongruencia con un intendente municipal que se aumenta 900 pesos al básico, secretarios a los que se les aumentan 700 pesos al básico, y planes de 150 pesos para la juventud. Es una incongruencia y apelamos a la reflexión de los funcionarios municipales para que puedan dar una respuesta”.

Comentá la nota