Las denuncias y multas no logran frenar las quemas

El gobernador José Alperovich tuvo que salir a apelar a la conciencia de la población de cara a la interminable quema de cañaverales que azotan a la población y la ineficacia de los controles para erradicarlos.
"Si no hay responsabilidad de la gente, mucho no se puede hacer. Uno recorre los campos, detecta los incendios, pone multas y hace la denuncia penal, pero más no se puede hacer", sostuvo el mandatario, reconociendo implícitamente el fracaso de su política de gobierno para frenar este flagelo.

"Ayer (por el miércoles) cuando venía de Buenos Aires, a las ocho de la noche, era impresionante ver de arriba la cantidad de campos que estaban quemando. Aparentemente aún con la denuncia penal no es suficiente", admitió el mandatario.

Vecinos del sur de la provincia se quejaron por que en el seno de la Justicia Federal hay denuncias por quema ilegal de cañaverales que datan desde 2007 sin que nada se haya hecho todavía.

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota