Las denuncias de internaciones truchas son "infundadas"

"Se trata de algo infundado, incorrecto y con falta de fundamentación". La frase pertenece al presidente de Clínicas Psiquiátricas de Rosario, José Luis Vergini, al referirse a la denuncia por estafa contra el Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (Iapos) por internaciones truchas que presentó esta semana la Asociación Profesional Policial de Santa Fe (Apropol) en la Fiscalía Nº3 de los Tribunales provinciales.
"Como asociación nunca recibimos una citación por este tema, nos hemos puesto a disposición del Iapos y también lo haremos si así lo solicita la Justicia, pero nos parece poco serio todo esto. No declararemos nada más por ahora", sostuvo Vergini, también director médico del Sanatorio Plaza Alberdi, al que Apropol apuntó como el lugar donde supuestamente se internaban a pacientes con cuadros psiquiátricos.

El sindicato policial se hizo eco de las quejas de varios familiares de afiliados de la obra social Iapos. Denunciaron que valiéndose de una "maniobra fraudulenta" un médico y un auditor del Iapos habrían falseado internaciones en el Sanatorio Plaza Alberdi, de Mazza 1064, uno de los 14 efectores que integran la Asociación de Clínicas Psiquiátricas en el sur provincial.

Enterado del caso, el gerente provincial de la obra social estatal, Miguel González, anticipó que el lunes próximo ordenará una auditoría en sanatorios y clínicas donde haya convenio con Iapos.

Ernesto Roets, marido de Juana G, y los familiares de Patricio B. y Carlos V., todos supuestos pacientes internados, negaron ante Apropol e incluso ante este diario la internación entre los meses de junio y julio de 2009 de estas personas en el efector de salud. Y desde el sindicato policial señalaron al profesional Fernándo González y al auditor Gerardo Stringhini como las personas que aparecen involucradas en los tres casos al momento de ordenar las interaciones y de autorizarlas, respectivamente.

Comentá la nota