Denunciarán al legislador Sella por intimidaciones

La presentación la hará su ex esposa, quien ayer recibió mensajes de texto en su celular, relacionados con la situación de divorcio en que se encuentra la pareja. El dirigente político fue excluido del hogar por la Justicia, acusado de "malos tratos"
La ex esposa del legislador Orlando Enrique Sella radicará hoy sendas denuncias en los Tribunales de Villa María, como consecuencia de haber recibido ayer varios mensajes de texto intimidatorios en su teléfono celular, vinculados a la situación de divorcio que tramita la pareja.

Irma Beatriz Sánchez concurrirá a media mañana a la Oficina de Violencia Familiar y a la Fiscalía de Instrucción de turno acompañada por la abogada Patricia Luciani, integrante del Estudio Jurídico "Camandone, Stillo y Asociados", que la está patrocinando.

Fuentes de dicho estudio confirmaron a EL DIARIO que la presentación se realizará en el marco de una causa que se viene sustanciando en el ámbito de la Justicia Civil de esta ciudad, luego que la jueza Ana María Bonadero de Barberis excluyera del hogar al legislador provincial por "malos tratos y violencia familiar".

La decisión judicial fue tomada hace apenas un par de meses, aunque inmediatamente después la defensa de Sella, ejercida por el abogado Rubén Osés, apeló la medida.

La causa pasó a manos del magistrado Augusto Camissa, quien hizo lugar a la apelación, aunque mantuvo la exclusión del dirigente político hasta que la Cámara Civil resuelva el diferendo planteado.

Intimidaciones

El virulento enfrentamiento que mantiene la pareja como consecuencia del divorcio que tramitan desde mediados de año tuvo ayer un nuevo capítulo cuando "Kiky" Sánchez (una muy conocida comerciante villamariense, con más de 20 años en la actividad) recibió en su teléfono móvil varios mensajes con contenido intimidatorio, obviamente relacionados con la situación de conflicto matrimonial.

Según pudo saberse, uno de los mensajes le sugiere "te conviene llegar a un arreglo" y otro señala "es peligrosa la avenida", en referencia a la avenida Naciones Unidas 198, donde está domiciliada la copropietaria de "Todo camperas", negocio que también pertenece a Sella, aunque Sánchez es la cara visible ya que lo atiende diariamente.

Con la denuncia en la Fiscalía de turno se buscará establecer a quién pertenece el teléfono celular desde el cual se enviaron los mensajes intimidatorios.

Según trascendió, son muchos y muy valiosos los bienes que están en juego en la tramitación del divorcio que se lleva adelante.

De igual modo, son varias las denuncias por malos tratos y violencia física que formuló Sánchez en la Comisaría de la Mujer en el último año y medio, y más recientemente en la Oficina de Violencia Familiar, organismo que tiene sede en el tercer piso de los Tribunales de calle General Paz y depende del Juzgado de Civil que se encuentra de turno.

Segunda esposa

Irma Sánchez es la segunda esposa del legislador provincial, con quien estuvo casada por espacio de casi dos décadas.

La pareja contrajo enlace inicialmente en Haití (donde Sella cumplió funciones como embajador durante la primera etapa del Gobierno menemista) y luego, a comienzos de los ‘90, se casaron legalmente en la Argentina.

En el plano estrictamente político, cabe señalar que Orlando Sella, de 65 años de edad, también conocido por su apodo de "el Gato", fue candidato a intendente de Villa María e incluso aspiró a llegar a la Gobernación de la provincia en una sumatoria de partidos.

Además de ser también embajador en Costa Rica, fue diputado nacional y actualmente es presidente del Consejo Nacional del partido PAIS, mientras que como legislador provincial integra el bloque de Unión por Córdoba tras un acuerdo político con el gobernador Juan Schiaretti.

Comentá la nota