Denuncian que "varias sucursales" de Supermercados Toledo carecerían de habilitación

Integrantes de la Asociación Defensa de Calidad de Vida y Derechos del consumidor y usuarios (ALCALDER) presentarán este jueves ante la Presidencia del Concejo Deliberante una nota solicitando información respecto de "las razones por las cuales se ha hecho caso omiso" a una serie de supuestas irregularidades que habrían cometido los responsables de la firma Supermercados Toledo SA en relación con las habilitaciones de sus más de 30 sucursales, las dificultades que tendrían los empleados para percibir sus salarios y en cuanto a "la ayuda económica" que percibe por parte del Estado, "esfuerzo que parece no ser suficiente" ante el "alto grado de susceptibilidad manifestado frente a la posibilidad de una libre competencia"

A través de un comunicado, representantes de la Asociación consideraron que estos puntos "deberían ser materia de investigación por parte de autoridades judiciales, tomando de esta manera el Estado cartas en el asunto, y evitar un derrumbe con graves perjuicios para la ciudad y al erario publico".

En declaraciones a 0223.com.ar, la presidenta de la Asociación Defensa de Calidad de Vida y Derechos del Consumidor y Usuarios (ALCALDER), Norma Bukmeier, sostuvo que "nos llama poderosamente la atención que Toledo, pese a que recibe importantes ayudas económicas, siempre está peor y creemos que esa cuestión debe ser revisada por las autoridades pertinentes, es decir, la Justicia ".

En relación con la denuncia de presunta falta de habilitación de algunas de las sucursales del tradicional supermercado, admitió que "según algunas fuentes consultadas nos aseguraron que son varias", aunque admitió que "no tenemos el número preciso porque a lo largo de muchos años, los funcionarios no se animaron a poner el ‘gancho’ porque, de esa manera, se estaría infringiendo el artículo 4º de la ley provincial Nº 12. 573 que sólo permite la instalación de 3 sucursales por grupo económico en Mar del Plata".

"Esto –señaló- implica tácita y llanamente una gran ayuda económica por parte del Estado Municipal al no procederse a sus respectivas clausuras; ayuda económica que nunca ha sido formalmente autorizada por el Estado Municipal, en virtud que compromete recursos no percibidos y llamativamente nunca detectados por este Concejo ni los Defensores del Pueblo".

En esa línea, Bukmeier consideró que se trata de una "trama bastante compleja que creció al amparo de privilegios políticos y ahora el Municipio se encuentra en una encerrona: si no habilita y se produce el quebranto de la empresa, la Comuna no cobra porque no puede presentarse en un juicio si no habilitó los comercios".

En otro orden, la titular de ALCALDER advirtió las dificultades que padecen los empleados de la firma a la hora de cobrar sus salarios: "Según confirmaron algunos empleados, poseen grandes problemas para percibir sueldos en tiempo y forma, ya que, inclusive, los reciben en tres o cuatro pagos; el último aumento salarial otorgado por el gobierno al sector aún no les fue abonado; y, encima, el subsidio recibido desde el Ministerio de Trabajo de la Nación -$500 por cada trabajador- continuaría sin incorporarse al salario de los mismos; es decir, en negro.

Finalmente, aseguró que, en caso de que el Cuerpo Deliberativo "no tome cartas en el asunto, acudiremos nosotros mismos a la Justicia ", al tiempo que exhortó a los concejales a "no seguir haciéndose los tontos ante una situación que huele a añeja corrupción y que, a la larga, nos va a perjudicar a todos"

Comentá la nota