Denuncian que son truchos el 25% de los geriátricos de la Argentina

Cerca de 1.500 geriátricos del país no están habilitados. Suelen caracterizarse por el hacinamiento, la falta de personal, una mala infraestructura y la ausencia de elementos de seguridad para evitar accidentes
Según se estima, cerca del 25% de los geriátricos de la Argentina no están habilitados, o sea que pueden ser considerados "truchos", señaló Alejandro Barros, titular de la Unión Argentina de Prestadores de Servicios Gerontológicos.

Barros, en declaraciones a Diario Popular, indicó que "se calcula que en todo el país hay alrededor de 5.000, 6.000 geriátricos, de los cuales el 20% o 25% no están habilitados". Esto significa que muchos de esos establecimientos supuestamente dedicados al cuidado de las personas mayores tienen falencias que pueden costarle la vida a los ancianos.

Vicente Tedeschi, secretario general de la Federación Argentina de Gerontología y Geriatría, dijo que la situación en la provincia de Buenos Aires no es buena. De hecho, señaló que "como la demanda es mayor que la oferta, hay un montón de geriátricos que no están habilitados, son clandestinos". A su vez, explicó que estos lugares suelen ser "mini hogares, con siete, ocho residentes, y no cumplen con las normas sanitarias".

Entre las faltas que se encuentran pueden contarse la falta de personal especializado, una estructura poco adecuada para la atención de las personas que allí viven y la insuficiencia de elementos de seguridad para evitar accidentes que provoquen la muerte de los "abuelos". Claro que esto no es algo que sucede únicamente en los geriátricos no habilitados, sino también en aquellos que no reciben un control minucioso por parte del Estado.

Mientras tanto, en la ciudad de Buenos Aires, Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad porteña, reconoció que luego de que en julio de 2005 se implementara la Ley de Geriátricos Privados "de unas 900 residencias geriátricas se pasó a tener 700, 600 (registradas), pero no es que todas demás desaparecieron, muchas pasaron a la clandestinidad".

Comentá la nota